Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los restos de la bomba que usó Salman Abedi en el atentado de Manchester

Desde EEUU se han filtrado las imágenes del lugar del atentado. Unas fotos, que forman parte de la investigación y que muestran parte de la mochila, de la metralla y de una batería que llevaba Salman Abedi. El alcalde de la ciudad británica de Mánchester, Andy Burnham, ha expresado su preocupación por las filtraciones de los detalles sobre la investigación. Theresa May, la primera ministra le hará saber su malestar al presidente norteamericano, Donald Trump, en su encuentro en la OTAN. De momento, Reino Unido, ya no compartirá más información con EEUU.

La Policía británica ha dejado de compartir información sobre el atentado de Mánchester con Estados Unidos después de que se produjeran varias filtraciones a la prensa norteamericana que podrían haber perjudicado las investigaciones, según ha podido saber la BBC.
Las fuentes consultadas por la cadena pública han explicado que la Policía de Mánchester está "furiosa" por el goteo de datos desde Estados Unidos, por lo que han decidido cesar los intercambios de información, aunque han confiado en poder reanudarlos pronto.
La primera ministra, Theresa May, expresará este malestar a su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la reunión en Bruselas en el marco de la cumbre de la OTAN. Trump ha sido cuestionado a nivel interno por revelar al ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, información de Inteligencia sobre Estado Islámico que había obtenido Israel y que no le había autorizado a compartir con el Kremlin.
El nombre del terrorista de Mánchester, Salman Abedi, se publicó en la prensa estadounidense a pesar de que el Gobierno de Reino Unido dijo expresamente que quería mantenerlo en secreto hasta que la investigación estuviera más avanzada y el 'New York Times' ha publicado unas fotografías de piezas de la bomba usada en el atentado. En ellas se ve metralla, parte de la mochila y la batería del terrosita suicida.
También en declaraciones a la BBC, Andy Burnham, alcalde de Manchester ha explicado que esta situación le preocupa porque el lunes por la noche acordó con el que jefe de Policía que se mantendría "una perspectiva cauta" a la hora de dar públicamente información, con el objetivo de evitar "comprometer" la investigación.
"Y sin embargo, los primeros informes salieron de Estados Unidos", ha lamentado. Cuando las autoridades británicas aún no habían confirmado el carácter terrorista del ataque, que tuvo lugar al término de un concierto de Ariana Grande en el pabellón Manchester Arena, dos fuentes estadounidenses ya habían asegurado que se trataba de un atentado perpetrado por un terrorista suicida.
"Obviamente se quiere una cooperación internacional cuando se trata de compartir información, ya que situaciones como esta tienen una dimensión muy extensa", ha señalado. "No obstante, me preocupa profundamente y de hecho, le he trasladado mi preocupación al embajador de Estados Unidos", ha agregado.
"No lo considero aceptable", ha continuado, subrayando que "todavía hay una investigación abierta" y que no se puede llevar a la esfera pública información "que no está bajo control directo de la Policía británica y de los servicios de seguridad".
Burnham ha reconocido que "muchas atrocidades terroristas" tienen una dimensión internacional y se necesita la cooperación de todos los países de forma rápida. "Sin embargo, hay que hacerlo, por supuesto, sobre una base de confianza y confidencialidad", ha matizado.