Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malta acogerá una nueva cumbre sobre el futuro de la UE tras el Brexit a principios de 2017

Los líderes de la Unión Europea, que este viernes se reunirán sin la presencia de Reino Unido en Bratislava, volverán a verse "a principios de 2017" en Malta para avanzar en la reflexión sobre el futuro del bloque cuando se consolide el divorcio británico.
"He acordado con el presidente del Consejo (Donald Tusk) que los líderes de la UE se reunirán a principios de 2017 para un mayor impulso a la nueva idea de Europa", ha anunciado el primer ministro maltés, Joseph Muscat, a través de las redes sociales.
Aunque no han trascendido más detalles sobre la cita en Malta, fuentes europeas han indicado a Europa Press que las fechas que se barajan están "entre finales de enero y principios de febrero".
Tusk y Malta se han reunido en la mañana de este lunes en La Valeta, como parte de la ronda de contactos del presidente del Consejo con los mandatarios europeos, de cara a la cita de Bratislava.
Después de su breve visita a Malta, Tusk se ha desplazado a Madrid para hablar con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.
La perspectiva de que Reino Unido abandone la Unión Europea, tras el triunfo del 'Brexit' en el referéndum de junio, ha llevado a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE a programar encuentros informales que les permitan reunirse sin su colega británica, Theresa May.
RECUPERAR EL CONTROL
La primera cita de estas características tuvo lugar en Bruselas en junio, días después del referéndum, y le seguirán las ya anunciadas en Eslovaquia y Malta, que son los países que ejercerán la presidencia de turno de la UE en el momento en que se celebren dichos encuentros.
Tusk ha insistido en las últimas fechas en que el objetivo es "reflexionar" sobre el camino que debe seguir la Unión Europea una vez se consume la salida de Reino Unido, y no discutir las condiciones de la negociación del 'Brexit'.
El presidente del Consejo ha querido subrayar esta condición durante la ronda de contactos que mantiene con las capitales desde mediados de agosto, porque los Veintisiete se resisten a negociar cualquier elemento de la desconexión hasta que Londres no formalice su petición de abandonar la UE.
Las declaraciones del exprimer ministro polaco tras algunas de sus reuniones preparatorias han dejado claro que pretende orientar el debate hacia la necesidad de "recuperar el control" de las políticas y de las fronteras y afrontar el "temor" que despierta la globalización.
"La gente se está volviendo contra lo que perciben como una apertura irracional. Ven el mundo a su alrededor volverse más caótico: migración descontrolada, terrorismo, injusticias ligadas a la globalización", aseguró la semana pasada.