Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro asegura que le sorprende "la campaña de odio" contra Trump, quien cree que "no será peor que Obama"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha referido este lunes al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y ha señalado que será "prudente" a la hora de hablar del próximo inquilino de la Casa Blanca, si bien ha asegurado que "peor que (Barack) Obama no será".
En la rueda de prensa que ha ofrecido después de reunirse con el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohamed Barkindo, Maduro ha instado a la población a "esperar". "Yo digo: esperemos para ver qué sucede, tanto en política interna de Estados Unidos como en internacional", ha asegurado.
"No nos adelantemos a los sucesos. En ese sentido quiero ser prudente y decir: 'Esperemos'", ha añadido desde el Palacio de Miraflores, según declaraciones recogidas en Venezolana de Televisión.
No obstante, ha asegurado que "lo único" que se atreve a decir es que "peor que Obama no será".
Asimismo, ha indicado que ha habido contra Trump mucha especulación "por parte de los grandes medios internacionales". "Nos sorprende la campaña de odio que hay contra él, una campaña brutal en el mundo occidental y en Estados Unidos", ha afirmado.
En este contexto ha indicado que Obama "deja un legado que quieren esconder los grandes medios", dejando "África destruida, Oriente Próximo en guerra, al mundo plagado de terrorismo y a América Latina con tres golpes de estado parlamentarios", en referencia al derrocamiento del expresidente Manuel Zelaya en Honduras en 2009, al de Fernando Lugo en Paraguay en 2011 y a la salida de Dilma Rousseff en Brasil en 2016.
"Todos golpes de Estado parlamentario: los tres recordarán a Obama", ha afirmado.
En su rueda de prensa ha señalado que "lo único" que se le puede reconocer al actual mandatario de Estados Unidos, cuyo mandato expira esta misma semana, ha sido su "admisión personal y pública del fracaso de las políticas contra el Gobierno y la Revolución Cubana y su intento por recuperar las relaciones bilaterales", si bien lo ha tildado de movimiento "tardío e interesado".
"Lo que hizo con Cuba lo hizo porque cree que así la puede recolonizar, pero quitó las normas de 'pies mojados, pies secos' que tanto daño hizo al pueblo cubano e intentó aflojar los mecanismos del bloqueo, por lo menos. ¡Quizá eso le quede como legado, un recuerdito!", ha remachado.
No obstante, Maduro ha asegurado que no tiene ningún problema personal contra Obama, ya que "hasta bien le cae a uno cuando se pone a bailar y haciendo fiesta", sino que es un asunto político, por el "daño que ha hecho a Venezuela".
"RELACIONES DE RESPETO"
El mandatario venezolano ha acusado a Washington de haberse acostumbrado a "gobernar el mundo" a través de las embajadas y de ser un país que "se cree con derecho a quitar y poner presidentes y Gobiernos".
Si bien ha denunciado las intervenciones militares de Estados Unidos en el mundo --y, en especial, las de Irak y Libia-- ha apuntado que el futuro Gobierno de Trump será uno de los grandes cambios de la geopolítica mundial.
"La época del mundo unipolar se acabó y Venezuela está en la ola de esos cambios, en un mundo de paz y respeto pluripolar, multicéntrico. Estamos bien ubicados, en el momento exacto, el lugar exacto y con las ideas exactas", ha afirmado.
Por último ha asegurado que Caracas ratifica "su deseo histórico, desde Simón Bolívar, de tener relaciones" de "respeto, comunicación y cooperación" con Estados Unidos. "Digo eso y no digo más", ha concluido.