Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro asegura que las sanciones de EEUU son una clara muestra de la "desesperación" y el "odio" de Trump

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado que las sanciones impuestas contra él por el Gobierno de Estados Unidos son una muestra clara de la "desesperación" y el "odio" del dirigente estadounidense, Donald Trump, y ha expresado que "no obedece órdenes del extranjero" y que "el pueblo venezolano ha decidido ser libre".
"No obedezco órdenes del extranjero, soy un presidente independiente, estoy contra el imperialismo estadounidense", ha manifestado el dirigente venezolano, que ha señalado que aunque "tomen las sanciones que les de la gana, el pueblo venezolano ha decidido ser libre", según ha recogido TeleSur.
Maduro ha explicado que las sanciones se deben a que el Gobierno de Venezuela no obedece las órdenes de estados extranjeros ni permite que el petróleo caiga en manos de los magnates. "Soy el presidente de una nación libre, la República Bolivariana de Venezuela", ha aseverado.
"Se trata de una reacción iracunda porque el pueblo de Venezuela no hizo caso y no suspendió la Constituyente", ha afirmado Maduro, que ha indicado que el objetivo de las elecciones es el de conducir a la nación hacia el "diálogo, la paz, el fortalecimiento de la lucha contra el terrorismo" y la impunidad.
Asimismo, el dirigente ha señalado que ha sido sancionado "por defender los recursos naturales que más nunca serán del imperio norteamericano".
Estados Unidos ha sostenido que las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente del domingo buscan "usurpar ilegítimamente la función constitucional de la Asamblea Nacional elegida democráticamente, reescribir la Constitución e imponer un régimen autoritario al pueblo de Venezuela".
Bajo el Gobierno de Maduro, Venezuela ha "infringido deliberada y repetidamente de los derechos de los ciudadanos mediante el uso de la violencia, la represión y la criminalización de las manifestaciones", según ha expresado Washington.