Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro celebra la próxima liberación del puertorriqueño López Rivera

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado la decisión de su homólogo estadounidense, Barack Obama, de conmutar la sentencia del independentista puertorriqueño Óscar López Rivera, encarcelado en una prisión del estado de Indiana desde hace 35 años.
"Felicitaciones, Puerto Rico", ha escrito el mandatario venezolano a través de su cuenta oficial de la red social Twitter. "La unión de la conciencia mundial logró la próxima liberación de Óscar López. Venezuela es tu casa y tu patria", ha añadido.
En 2015, Maduro aseguró que accedería a indultar al opositor Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular, en caso de que Estados Unidos liberase al puertorriqueño.
"La única forma por la que yo usaría las facultades especiales que tengo es para montarlo en un avión (a López), que vaya a Estados Unidos, lo deje allá y me entreguen a Óscar López Rivera", señaló entonces durante un discurso televisado.
López Rivera, que acaba de cumplir 74 años, está acusado de formar parte, a finales de la década de 1970, de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), organización responsable de actos de sabotaje en varias ciudades de Estados Unidos en reclamo por la independencia de Puerto Rico.
Por su parte, el líder opositor venezolano está condenado por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir a cerca de 14 años de prisión.
Los hechos se remontan al 12 de febrero, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno venezolano y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.
Las autoridades venezolanas consideran que López es el "autor intelectual" de estos disturbios, que marcaron el inicio de la actual crisis --que se ha saldado con 42 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos--, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.