Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macron rechaza el cese de Al Assad hasta que haya un "sucesor legítimo" para evitar un "Estado fallido" en Siria

El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha aclarado que la prioridad de su Gobierno respecto a la guerra civil en Siria, que suma ya más de seis años, es el combate a las organizaciones terroristas, no el cese de Bashar al Assad, al menos hasta que haya un "sucesor legítimo", para evitar que la nación árabe se convierta en otro "Estado fallido".
"El verdadero 'aggionamento' en este tema, es que yo no he declarado que la destitución de Bashar al Assad sea la condición previa de todo, porque nadie me ha presentado a su sucesor legítimo", ha dicho Macron en una entrevista con ocho diario europeos --'El País', 'Le Soir', 'The Guardian', 'Gazeta Wyborcza', 'Il Corriere della Sera', 'Le Temps', 'Süddeutsche Zeitung' y 'Le Figaro'-- que se ha publicado este miércoles.
Macron ha abogado por "la estabilidad de Siria" --"no quiero un Estado fallido"--, lo que implica "acabar con una forma de neoconservadurismo importado en Francia desde hace diez años". "La democracia no se hace desde el exterior sin tener en cuenta a los pueblos", ha argumentando, recordando que "Francia no participó en la guerra de Irak y tuvo razón" mientras que "erró al hacer la guerra en Libia".
No obstante, ha subrayado la importancia de garantizar el respeto a las minorías étnicas y religiosas en la Siria que surja de la guerra, en un contexto en el que se han registrado represalias entre chiíes y suníes a medida que los territorios han cambiado de manos y en el que las fuerzas kurdas han adquirido un mayor poder y amenazan con constituir su propia entidad.
Para el nuevo inquilino del Palacio del Elíseo, el objetivo prioritario debe ser "la lucha absoluta contra los grupos terroristas". "Ellos son nuestros enemigos. Es en esta región donde se han fomentado los atentados terroristas y donde se nutre uno de los focos del terrorismo islamista. Necesitamos la cooperación de todos para erradicarlos, en particular de Rusia", ha indicado.
Además, ha señalado "dos líneas rojas: las armas químicas y el acceso humanitario". "Se lo dije muy claramente a (el presidente ruso) Vladimir Putin: 'seré intratable con estos temas'. Así que el uso de las armas químicas dará lugar a réplicas, incluso de Francia sola", aunque buscará coordinarse con Estados Unidos, ha advertido el jefe de Estado galo, de 39 años.
Macron ha incidido en la importancia de actuar cuando se sobrepasan las "líneas rojas" establecidas, lanzando así una crítica velada a la anterior administración estadounidense, presidida por Barack Obama, que prometió una respuesta contundente frente al uso de armas químicas en Siria "pero decidió 'in fine' no intervenir", lo que, en opinión de Macron, "liberó" a Putin en el teatro de Oriente Próximo.
"Hay que encontrar vías y medios para una iniciativa diplomática que haga respetar estos cuatro principios", ha afirmado. "Mi convicción profunda es que se necesita una 'hoja de ruta' diplomática y política" porque el conflicto sirio "no se resolverá sólo con un dispositivo militar". "Es el error que colectivamente hemos cometido", ha lamentado Macron.