Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macron pospone al miércoles el anuncio de su Gobierno para verificar la "moralidad" de los ministros

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro, Edouard Philippe, han pospuesto hasta el miércoles el anuncio del nuevo Gobierno para dar más tiempo a los organismos de inspección para confirmar la viabilidad de los futuros ministros, conforme a la promesa electoral del jefe de Estado de "moralizar la vida pública".
El Palacio del Elíseo ha indicado a través de un comunicado difundido este martes que la composición del Gobierno de Philippe, que estaba previsto que se conociera hoy mismo, finalmente no se anunciará hasta este miércoles, 17 de mayo, en torno a las 15.00 horas.
"Conforme a sus compromisos de moralizar la vida pública", Macron y Philippe "quieren introducir un tiempo de verificación con el fin de que la dirección general de finanzas públicas y la alta autoridad para la transparencia puedan realizar las diligencias necesarias" para garantizar la aptitud de los ministros.
Las autoridades francesas se encargarán de hacer una primera verificación de "la situación fiscal" de los candidatos, así como de constatar que no hay conflictos de interés entre los elegidos para formar parte del Gabinete de Philippe, ha explicado la oficina de Macron.
Tras dichas actuaciones, que se llevarán a cabo observando "el secreto fiscal", los ministros deberán firmar "un compromiso sobre el honor, la integridad y la moralidad" por el cual declaran que se abstendrán de cualquier actuación contraria a la ley.
Además, tendrán que comunicar al primer ministro cualquier interés personal que pueda entrar en conflicto con su servicio público, más allá del periodo de cinco años que establece la ley, con el propósito de "prevenir todos los riesgos en el ejercicio de su misión gubernamental", que debe ser "irreprochable".
UN GOBIERNO TRANSVERSAL
El Gobierno estará dirigido por Philippe, un antiguo socialista reconvertido en conservador que ahora ha dado el salto a las filas de Macron, suscitando las críticas del Partido Socialista y Los Republicanos, que ven en su designación un intento de arañar votos para las elecciones legislativas del 11 y el 18 de junio.
La prensa francesa ha anticipado que en el Ejecutivo de Philippe habrá también miembros de muy distintas procedencias políticas para ampliar el alcance de Macron y los suyos sobre el espectro político en Francia de cara a los comicios parlamentarios del próximo mes.
Esta cita con las urnas, la última del año en el país, será decisiva porque, si la mayoría resultante no apoya a Macron, la Asamblea Nacional podrá cesar al Gobierno que se anuncie mañana y designar a otro de su gusto dando lugar a una nueva cohabitación.