Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los franceses deciden si dar su voto a Macron o Le Pen

Esta final presidencial inédita para Francia, entre un centrista y una ultraderechista, ha deparado otra sorpresa de última hora: el pirateo masivo contra la campaña de Emmanuel Macron. El equipo de su partido ‘En Marcha’ ha desvelado la difusión coordinada en las redes de documentos pirateados a este movimiento, junto con otros falsos, con el fin, denuncian, de desestabilizar el proceso como ya ocurrió en las presidenciales estadounidenses con Hillary Clinton. Como entonces, la sombra de la injerencia rusa vuelve a planear. El entorno de Macron ya había denunciado bulos sobre su vida sexual por parte de medios vinculados al Kremlin. Hasta aquí los disgustos para el candidato socio-liberal, porque por lo demás tiene buenas noticias: los últimos sondeos aumentan su ventaja, con un 62% de los votos, frente al 38% de Marine Le Pen, aunque se espera un histórico índice de abstención. A diferencia de 2002, cuando la izquierda votó en masa con la nariz tapada por el conservador Chirac para evitar el triunfo de la ultraderecha, esta vez no habrá un frente común, a pesar del rechazo que genera Le Pen. Muchos votantes de la izquierda radical en primera vuelta prefieren ahora abstenerse.