Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macron asume la presidencia de Francia en una ceremonia solemne en París

Macron ha sido proclamado vigésimo quinto presidente de la República de Francia en una solemne ceremonia celebrada en el Palacio del Elíseo durante la cual ha recibido la Gran Cruz y el Gran Collar de Gran Maestro de la Orden Nacional de la Legión de Honor de manos del general Benoit Puga.

Se espera que el nuevo presidente francés, que ya ha designado a su equipo para el Elíseo, nombre al primer ministro y al Gobierno el lunes, si bien la continuidad del Ejecutivo está condicionada a la decisión que tome el Parlamento surgido de las elecciones legislativas del próximo junio, que podrían dar lugar a una nueva cohabitación.
Macron asume la presidencia de Francia en una ceremonia solemne en París
LLEGADA AL PALACIO DEL ELÍSEO
Macron llegó a la residencia oficial al filo de las 10.00 (horas), poco después de su mujer, su antigua profesora de instituto Brigitte Trogneux. Hollande recibió a su sucesor en la escalinata del Elíseo, como es tradición, donde posaron para la prensa estrechándose la mano.
Ambos mantuvieron una reunión de unos 30 minutos, de acuerdo con la agenda divulgada por la Presidencia gala, en la que Hollande la hizo entrega a Macron, entre otras cosas, de los códigos nucleares de Francia, uno de los pocos países con arsenales atómicos autorizados.
Tras ello, Hollande abandonó la que ha sido su casa durante los últimos cinco años y arrancó la investidura de Macron, con la proclamación oficial de los resultados electorales por el Consejo Constitucional, y el primer discurso del líder de La República en Marcha ya como presidente.
Por último, Macron salió al patio del Elíseo para entonar el himno nacional, recibir 21 salvas de honor y pasar revista a las tropas. Una vez completado el ritual, su destino será el Arco del Triunfo para visitar la tumba del Soldado Desconocido. La jornada concluirá en el Ayuntamiento de París.