Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF paraliza temporalmente sus actividades en la región maliense del Kidal por la inseguridad y los robos

La ONG Médicos Sin Fronteras ha anunciado a última hora de este viernes la suspensión temporal de sus actividades en la región maliense del Kidal tras ser víctimas del tercer robo en sus instalaciones en menos de un mes y de un intento adicional de asalto en otro de sus almacenes.
La organización ha pedido a las autoridades malienses que incrementen la vigilancia sobre la misión, ahora mismo incapaz de trabajar por culpa de estas amenazas.
"Ha sido una decisión difícil porque la ayuda humanitaria sigue siendo esencial para esta región y Médicos Sin Fronteras es una de las pocas organizaciones que operan sobre el terreno", ha lamentado la coordinadora de programas para el área del Sahel, Mari Carmen Viñoles, quien ha precisado que las dos últimas incursiones fueron casi consecutivos: el asalto al almacén tuvo lugar el día 24 y el robo de las instalaciones, dos días después.
"Teniendo en cuenta que este es el tercer robo en pcoo menos de un mes, tendremos que parar hasta que mejore la situación", ha anunciado Viñoles antes de asegurar que MSF "sigue comprometida con el pueblo de Kidal, y pide a las organizaciones locales que garanticen un entorno seguro de trabajo para la reanudación de sus actividades".