Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF denuncia que el fin del programa de refugiados en EEUU pondrá en "peligro directo sus vidas"

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reclamado al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que revoque la orden ejecutiva con la que ha puesto fin al programa de acogida de refugiados procedentes de determinados países, al considerar que se trata de "un acto inhumano" que pondrá en "peligro directo" las vidas de millones de personas en todo el mundo.
"Cerrar las puertas a Estados Unidos, que ha examinado minuciosamente las solicitudes de los refugiados durante años, constituye un ataque a una noción básica aceptada como es que las personas deben poder huir para poner a salvo sus vidas", ha dicho el director de MSF en Estados Unidos, Jason Cone, en un comunicado.
Cone ha recordado que "los refugiados son madres y padres, niños y niñas, que quieren lo que todos queremos: un lugar seguro para vivir, un espacio libre de guerra y persecución". "Son refugiados debido a fuerzas que escapan de su control", ha enfatizado.
La ONG ha advertido de que esta orden ejecutiva de Trump "mantendrá atrapada a la población civil en zonas de guerra" como Siria, Irak, Yemen, Afganistán, Sudán del Sur o República Democrática del Congo (RDC), "poniendo en peligro directo sus vidas".
MSF, que "trabaja en primera línea de la crisis mundial de refugiados", "es testigo de las dificultades extremas que enfrentan refugiados y desplazados" en dichos países, donde las penalidades de la guerra incluyen "ataques a población e infraestructuras civiles --hospitales incluidos--, negación de ayuda y políticas que impiden la huida de la gente".
El veto de Trump a personas procedentes de estos países "es especialmente perjudicial" para los cerca de cinco millones de sirios que "se han visto forzados a desplazarse a causa de una terrible violencia" y han buscado refugio en países vecinos como Jordania y Líbano "que tienen menos población que muchos estados norteamericanos".
Estados Unidos, señala MSF, ha aceptado menos de 20.000 refugiados sirios, mientras "muchos sirios están atrapados dentro de su país". A este respecto, ha aprovechado para denunciar que "decenas de miles están varados en pleno desierto, como sucede a los desplazados bloqueados cerca de la frontera jordana".
"Solicitamos al Gobierno de Estados Unidos que levante esta prohibición, que reanude el reasentamiento de refugiados y que ponga fin a esta exclusión de ciudadanos de países específicos", ha instado la organización humanitaria.
Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), más de 65 millones de personas en todo el mundo han tenido que abandonar sus hogares a causa de la violencia, "una cifra sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial", recalca MSF.