Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF realiza un ataque simulado en La Paz para denunciar los bombardeos a hospitales en zonas de conflicto

Las facciones enfrentadas en lugares de conflicto como Siria o Yemen han llevado a cabo al menos 113 ataques contra hospitales y personal sanitario en 2016, lo que supone "la pérdida de un servicio esencial para una población ya de por sí vulnerable", según ha denunciado la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha realizado este martes un bombardeo simulado en el hospital madrileño de La Paz con el fin de "concienciar y reflejar la falta de respeto hacia las poblaciones civiles durante las guerra".
"Estos ataques son indicadores de la forma en que se están desarrollando actualmente las guerras. En muchas ocasiones, el hospital destruido es la única estructura médica de la zona y, con su desaparición, miles de personas se quedan sin posibilidad de recibir atención médica vital cuando más la necesitan", ha manifestado el director general de MSF, Joan Tubau.
La organización, que ha registrado este año 50 ataques a hospitales en países como Afganistán, Siria y Yemen, ha señalado que "esto supone únicamente la punta del iceberg y que este tipo de ataques se han convertido en una cuestión inevitable y perversamente aceptable en el marco de cualquier guerra".
En la primera mitad de 2016, la ONG denunció cerca de un centenar de ataques, en los que murieron al menos 185 personas, de las cuales un 40 por ciento era personal sanitario. "Eran médicos, paramédicos y enfermeros, principalmente. Murieron intentando paliar el dolor y sufrimiento de sus pacientes", ha indicado Tubau, que ha añadido que en 2015 MSF registró 106 ataques a 75 hospitales.
Para los miembros de la organización, la ciudad siria de Alepo, donde las instalaciones médicas han sido "brutalmente atacadas para impedir que se ofrezca atención médica a la población, se ha convertido en el ejemplo más desgarrador de este tipo de ataques.
"Se trata de una estrategia cínica, cruel e inhumana que persigue la victoria militar a cualquier precio. Durante los últimos meses, Alepo se ha convertido en el mayor ejemplo de esa tendencia", ha afirmado Tubau.
"Las estructuras de salud en el este de la ciudad han sido atacadas incesantemente con el objetivo perverso de privar a la población de asistencia médica en el momento más duro de la guerra", ha añadido.
Durante el bombardeo simulado, la ONG ha destacado la importancia de que "se respeten las reglas incluso en el marco de una guerra" y ha indicado que la responsabilidad de las muertes es de aquellos gobiernos que se encuentran detrás de los ataques.
"No hay un sólo hospital que no haya sufrido daños. La mayoría han quedado fuera de servicio. Una estrategia cínica e inhumana que persigue la victoria militar a cualquier precio. Los hospitales son casi siempre los últimos espacios de humanidad en los que refugiarse cuando la crueldad y la violencia desmedida lo arrasa todo", ha manifestado Tubau.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016 se han producido 120 ataques a instalaciones sanitarias en Siria y 91 en Afganistán. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha denunciado que en Yemen se han registrado desde el inicio del conflicto en 2015 unos 160 ataques a hospitales, clínicas y personal médico.
IMPUNIDAD
La organización ha denunciado el "fracaso total" por parte de la comunidad internacional a la hora de asumir la responsabilidad ante el continuo aumento de las víctimas civiles en los conflictos armados y ha alertado de que la violación del Derecho Internacional Humanitario supone el "desamparo absoluto" para los trabajadores humanitarios y el personal médico.
"El Consejo de Seguridad de la ONU está fallando a la hora de poner en práctica la Resolución 2286 sobre la asistencia médicas en conflictos armados. La situación en el terreno se ha deteriorado y los ataques contra las misiones médicas continúan realizándose con aparente impunidad", ha indicado MSF en un comunicado.
"Existe falta de voluntad política por parte de los estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, de los cuales algunos de ellos se encuentran involucrados de alguna manera en los conflictos. Somos testigos de la hipocresía existente y de la falta de acción para poner fin a esta situación", ha aseverado Tubau.
"No podemos permitirnos que se violen las leyes de la guerra con total impunidad. Incluso la guerra tiene reglas que deben respetarse siempre", ha zanjado.