Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La MINUSCA condena los últimos enfrentamientos en RCA y llama a la calma

La Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA) ha condenado este lunes los enfrentamientos en el Ndomete y Kaga Bandoro y ha llamado a la calma, tras la muerte de seis personas.
"Pedimos a las comunidades de Kaga Bandoro que permanezcan en calma y afirmamos nuestro derecho a tomar medidas apropiadas para evitar una desestabilización de la situación, proteger a los civiles y garantizar la integridad territorial del país", ha dicho.
La MINUSCA, que ha señalado que instalaciones de la ONU fueron saqueadas en Kaga Bandoro durante los enfrentamientos, ha recalcado que ha reforzado su presencia militar en las zonas afectadas.
La violencia estalló el viernes en Ndomete y Kaga Bandoro, donde miembros del grupo rebelde Séléka --en su mayoría musulmanes-- atacaron a milicianos de los denominados anti-balaka --cristianos--.
Un portavoz presidencial, Albert Mokpeme, habló inicialmente de 26 muertos, pero finalmente ha reducido el balance a seis, cifra confirmada por el portavoz de la MINUSCA, Herve Verhoosel.
El país africano sufre desde 2013 episodios de violencia marcados por la división entre comunidades y etnias religiosas. La frágil transición y el ascenso a la Presidencia de Faustin-Archange Touadera, que tomó posesión en marzo, no han resuelto las tensiones subyacentes.