Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigadores holandeses analizan posibles restos de un misil BUK hallados junto a los del MH17

En el avión viajaban pasajeros de 12 nacionalidadesReuters

El equipo holandés que investiga el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines en el este de Ucrania ha informado de que, entre los restos del avión, se han localizado partes que "posiblemente" corresponderían a un misil tierra-aire BUK, de fabricación rusa.

El 17 de julio de 2014, el avión cayó en el este de Ucrania con 298 personas a bordo. Países Bajos, que perdió a 192 ciudadanos en esta tragedia, asumió las investigaciones para tratar de determinar qué sucedió y, si como apuntan los indicios, la aeronave fue derribada por un misil.
La Fiscalía holandesa ha informado en un comunicado de que el Equipo de Investigación Conjunta --en el que colaboran también otros países afectados-- está analizando "varias partes" que, "posiblemente", corresponderían con restos de un misil BUK.
Estos pedazos son "de especial interés" para los expertos, ya que podrían aclarar "quién" fue el responsable del derribo, según la nota. Oficialmente, los investigadores se han limitado hasta ahora a apuntar que el avión sufrió el impacto de "objetos a gran velocidad" que causaron su desintegración en el aire.
Sin embargo, Países Bajos ha querido dejar claro que, por el momento, no se puede establecer ninguna "conexión" entre los supuestos restos de misil y la tragedia del vuelo MH17. Kiev y los rebeldes prorrusos se han culpado mutuamente del derribo.