Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lula da Silva hará frente a un quinto juicio por presunta corrupción

El juez Sergio Moro ha aceptado este lunes una nueva denuncia por corrupción contra el expresidente de Brasil Luis Inacio Lula da Silva, que hará por tanto frente a su quinto juicio por estas acusaciones.
Moro, quien está al frente de las investigaciones por presunta corrupción en la petrolera estatal Petrobras, ha aceptado la denuncia contra Lula, su esposa, Marisa, y otras siete personas.
Según las informaciones recogidas por el diario brasileño 'Folha de Sao Paulo', el exmandatario responderá por cargos de corrupción pasiva y lavado de dinero.
La acusación vincula al expresidente con la compra de un terreno para el Instituto Lula, un centro de estudios político fundado por el exmandatario, y un apartamento en la localidad de Sao Paulo.
La Fiscalía sostiene que la empresa Odebrecht pagó por el terreno y el apartamento a modo de soborno para que Lula adjudicara contratos públicos a la compañía.
Esta causa no es la primera abierta contra Lula, puesto que tiene pendiente otra investigación federal en Brasilia por un supuesto delito de obstrucción a la justicia.
En este caso, se analiza si intentó comprar el silencio del exdirector de Petrobras Nestro Cervero, uno de los delatores de la operación 'Lava Jato'.
Por otra parte, las autoridades también indagan en la compra de un inmueble en Atibia con la ayuda de Odebrecht, otra de las compañías señaladas.
Lula, sin embargo, ha negado cualquier delito. "Prueben una corrupción mía y me iré a pie para ser encarcelado", proclamó en septiembre desde Sao Paulo, en un emotivo discurso en el que lloró hasta tres veces.