Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Londres estudia limitar a 75.000 personas la entrada de ciudadanos de la UE

Londres estudia limitar a 75.000 personas la entrada de ciudadanos de la UEInformativos Telecinco

El Gobierno británico tiene sobre la mesa un informe del Ministerio del Interior que propone reducir a 75.000 el número de ciudadanos de la UE que pueden solicitar cada año los permisos de residencia en Reino Unido, en el marco de una reforma de la política migratoria que anticipó David Cameron, el primer ministro de Reino Unido.

Los cambios estudiados por el Ejecutivo, que figuran en un informe al que ha tenido acceso el 'Sunday Times', confirman la intención de Londres de revisar sus relaciones con el resto del continente y de reducir por ley un flujo migratorio que actualmente lleva cada año a Reino Unido a 106.000 ciudadanos europeos.
Según estas propuestas, las autoridades británicas podrían exigir a los profesionales cualificados de países europeos una oferta de trabajo previa. Para los trabajadores sin cualificación, los permisos dependerían de que ya tuviesen un empleo o de que su sector necesite mano de obra en Reino Unido, algo que quedaría reflejado en una lista oficial.
El informe también contempla mayores restricciones para los extranjeros residentes en Reino Unido, principalmente en materia de ayudas.
A menos de un mes de que expiren las restricciones impuestas a los ciudadanos de Rumanía y Bulgaria, el Gobierno británico estudia fórmulas para ahondar en una reforma largamente anunciada.
Cameron ha abogado  por imponer límites a la libertad de movimiento y sugirió tener en cuenta el PIB de los nuevos Estados miembros para restringir las migraciones de sus ciudadanos y evitar así los "desequilibrios" migratorios.
A falta de conocer el contenido de la reforma que prepara Londres, Bruselas ya ha mostrado sus dudas. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, recordó recientemente a Cameron que "el principio de la libertad de movimiento es uno de los principios más valorados por los ciudadanos de la UE".