Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberados a la espera de juicio cuatro miembros de un grupo satírico de Egipto

Un tribunal de Egipto ha aceptado este miércoles una apelación presentada por cuatro miembros de un grupo satírico del país contra su detención mientras se investigan los cargos contra ellos "por insultar al Estado" e "intentar derrocar el régimen".
Los acusados, que forman parte del grupo Atfal Shawarea (Niños de la Calle), fueron detenidos en mayo tras publicar varios vídeos críticos con el presidente del país, Abdelfatá al Sisi. Se trata de Mohamed Adel, Mohamed Yehia, Mohamed Gabr y Mohamed Desuki.
Un quinto miembro del grupo --Ezz el Din Jaled-- fue liberado poco después de la detención tras pagar una fianza, mientras que otro miembro --Mohamed Zein-- está siendo investigado, si bien aún no ha sido detenido.
Todos ellos están siendo también investigados por "incitar protestas con el objetivo de alterar la paz y la seguridad y causar crímenes violentos contra las instituciones estatales", cargos que niegan, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
El último vídeo que publicaron ante las detenciones se titulaba 'Al Sisi, mi presidente, ha empeorado las cosas', en el que criticaban la represión contra manifestantes y periodistas en el país.
El mismo fue publicado después de que más de 1.200 personas fueran detenidas en abril en las manifestaciones contra la controvertida decisión de Al Sisi de entregar a Arabia Saudí dos islas del mar Rojo bajo soberanía egipcia.
El Gobierno de Abdelfatá al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mohamed Mursi en 2013, ha lanzado una campaña contra la organización islamista Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.
La campaña, dirigida también contra activistas opositores, se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.