Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leopoldo López califica a Maduro y Cabello de "cobardes" tras los "ataques" contra su esposa, Lilian Tintori

El líder opositor venezolano Leopoldo López, encarcelado desde febrero de 2014 en la cárcel militar de Ramo Verde, ha alertado a la comunidad internacional acerca del "comienzo de una nueva ola represiva" contra los opositores en el país y ha calificado de "cobardes" al presidente, Nicolás Maduro, y al diputado y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, tras los "ataques" contra su esposa.
Lilian Tintori, la mujer del opositor, ha presentado una denuncia contra el ministro de Interior, Néstor Reverol, y contra Cabello por las acusaciones formuladas contra ella y su "círculo más cercano" sobre su supuesta implicación en un "plan desestabilizador".
Reverol ofreció el jueves una rueda de prensa en la que dio a conocer la grabación de una conversación telefónica entre el diputado Gilber Caro, que fue detenido el miércoles, y Tintori, en la que supuestamente urden un "plan desestabilizador" que incluye la liberación de López.
"La cobardía de la dictadura no tiene límites. Ahora atacan a mi esposa, Lilian Tintori, madre de mis hijos, Manuela y Leopoldo", ha señalado López en una serie de mensajes publicados por Tintori desde la cuenta oficial de su esposo en la red social Twitter.
Asimismo, López se ha referido directamente a Maduro y Cabello: "Se lo digo muy claro: ustedes saben dónde me tienen secuestrado. Vengan y den la cara", ha escrito, antes de definirlos como "unos cobardes que se esconden tras el poder".
El venezolano ha hecho un llamamiento a la "sociedad democrática" para estar "más unidos y determinados que nunca" ante "esta nueva arremetida" por parte del Gobierno. En este sentido, ha vuelo a pedir a los ciudadanos que salgan a las calles el próximo 23 de enero, lunes, al igual que hizo en otra serie de mensajes publicados el día anterior a propósito de la detención de Caro.
"Venezuela: Todos juntos este 23 de enero (salgamos) a las calles. Sólo un pueblo firme en sus convicciones democráticas podrá derrotar a la dictadura", ha apuntado, señalando que la protesta debe llevarse a cabo con "un profundo espíritu cívico" y con el objetivo de gritar "¡Abajo la dictadura!".
"PLAN DESESTABILIZADOR"
Tintori denunció el mismo jueves de que coches del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) rodearon su casa de Caracas. Según el diputado Luis Somaza, fue para apresar al jefe de escoltas de la activista venezolana, Walter Méndez, como cómplice de Caro.
La mujer de López se ha tomado las acusaciones contra Méndez como un ataque personal. "Cuida a mis hijos, cuida mi casa", ha enfatizado. Además, ha recordado que lo hace en cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Fiscalía venezolana.
"Por eso es muy grave que quiera involucrar a Walter Méndez con actos terroristas que no existen, con bombas que no existen", ha sostenido y ha pedido al Ministerio Público que investigue. "Venezuela entera y el continente entero saben que nuestro trabajo ha sido defender los Derechos Humanos", ha afirmado.
El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, ha asegurado que la detención de Caro tuvo lugar "en flagrancia" porque en el coche en el que viajaba llevaba un "fusil automático liviano F.A.L. de calibre 7,62 con las inscripciones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el serial devastado".