Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov, abierto a más intercambios de prisioneros entre Rusia y Ucrania

Rusia ha abierto la posibilidad a intercambiar más prisioneros ucranianos, que permanecen en territorio ruso, por prisioneros rusos que permanecen en territorio ucraniano.
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se ha mostrado optimista sobre la posible liberación de algunos periodistas retenidos en Rusia como Oleg Sentsov, Roman Sushchenko y Stanislav Klykh, ha informado el portal ucraniano Yevropeiska Pravda.
"Existe la posibilidad legal que se usó cuando Nadia Savchenko fue intercambiada. Hay ciudadanos rusos en prisiones ucranianas también", ha señalado el canciller ruso.
Sin embargo, el Ministerio de Exteriores ha evitado vaticinar el porvenir de estos prisioneros ucranianos. "Dependerá de cómo se usen estas oportunidades", ha señalado Lavrov.
INTERCAMBIO DE PRISIONEROS
El pasado mes de junio dos ciudadanos ucranianos que se encontraban encarcelados en Rusia fueron indultados por el presidente ruso, Vladimir Putin, en un intercambio de prisioneros.
La liberación de los dos prisioneros se ha produjo menos de un mes después de que Savchenko en mayo fuera liberada en otro intercambio de prisioneros. Su liberación, que fue denominada como "un gesto humanitario" por parte del Gobierno ruso, se produjo tan sólo unas semanas antes de que la Unión Europea decidiera si prolongaba las sanciones impuestas a Moscú por su apoyo a los separatistas rusos en Ucrania.
Todavía hay más de 25 ciudadanos ucranianos encarcelados en prisiones rusas, los cuales son percibidos por Kiev como prisioneros políticos a raíz de la anexión de la península de Crimea a Rusia y el conflicto separatista prorruso que ha surgido en el este de Ucrania.