Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov asegura que hay posibilidades de llegar a un acuerdo sobre Alepo con EEUU

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha asegurado este viernes que hay posibilidades de llegar a un acuerdo sobre la ciudad siria de Alepo con Estados Unidos, si bien ha criticado las posiciones contradictorias de la Casa Blanca por pedir una tregua al mismo tiempo que levanta el embargo de armas.
Lavrov anunció el jueves que el Ejército sirio ha suspendido las operaciones militares contra el este de Alepo, controlado por los rebeldes, para permitir la evacuación de los civiles atrapados. En las primeras 24 horas ya han sido desalojados más de 10.000.
Al mismo tiempo, Lavrov llegó a un principio de acuerdo con su homólogo estadounidense, John Kerry, para que Estados Unidos acceda a sacar también a los combatientes de la zona oriental de Alepo. Expertos de ambos países se reunirán este sábado en Ginebra para ultimar los detalles.
"Si los expertos estadounidenses no cambian de opinión (...), hay una buena oportunidad de ponerse de acuerdo para normalizar la situación en el este de Alepo", ha dicho Lavrov en la rueda de prensa que ha dado desde Hamburgo tras reunirse con su par alemán, Frank-Walter Steinmeier.
No obstante, se ha mostrado escéptico por las "rarezas políticas" de Washington. "La mano izquierda hace algo constructivo mientras la derecha abre las puertas para enviar armas a los radicales", ha lamentado Lavrov, subrayando que "esto afectará a las negociaciones".
Rusia --ha reiterado-- está dispuesta a solucionar la crisis de Alepo "sin sacrificios innecesarios". "Creo que todo el mundo entiende que los milicianos de Alepo oriental están en agonía", ha apostillado, según informa la agencia de noticias Sputnik.
Alepo es una ciudad divida entre el dominio de los rebeldes y el Gobierno que, según ha reconocido recientemente el presidente sirio, Bashar al Assad, es clave para el curso de la guerra, por lo que ambas partes tratan de hacerse con su control total.