Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición siria dice que Hezbolá tiene desplegados combatientes en el país

Un coche bomba explota en una zona residencial de la ciudad siria de AleppoEFE

El líder del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), el coronel Riad al Asaad, subraya el debilitamiento del Ejército sirio y el aumento de las deserciones

El líder del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), el coronel Riad al Asaad, ha afirmado este miércoles que el partido-milicia chií libanés Hezbolá tiene desplegados combatientes en territorio sirio y ha subrayado que la opción de establecer una zona tapón en las fronteras sirias es una opción que no se contempla.
La presunta participación de Hezbolá en los sucesos que se están desarrollando en el país árabe ha sido planteada en algunas ocasiones debido al respaldo del grupo al presidente sirio, Bashar al Assad, aunque tanto el movimiento como el presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), Abdelbasset Sida, han negado que haya combatientes desplegados en territorio sirio.
A pesar de su apoyo a Al Assad, Hezbolá ha condenado la violencia contra la población civil y ha pedido la introducción de reformas políticas y sociales.
Sin embargo, Al Asaad ha señalado la presencia de los mismos en una entrevista concedida al diario libanés 'The Daily Star' desde el campo de refugiados en el que se encuentra, que alberga a gran parte de los altos cargos del ELS.
"Respecto a la participación de combatientes de Hezbolá, hemos confirmado que están involucrados en los eventos en Siria, especialmente en Talkalaj y Homs. Hemos visto convoys fuertemente armados y autobuses del grupo", ha manifestado.
Sobre el hecho de que esta información, que tendría repercusiones importantes, ya que Hezbolá ha negado que vaya a interferir en los asuntos sirios y ha abogado porque sea el pueblo sirio el que decida sobre su futuro, Al Asaad ha dicho que ha sido un error no difundir a través de los medios la presencia de dichos guerrilleros antes.
Asimismo, ha asegurado que la opción de establecer una zona tapón en las fronteras de Siria con Turquía y Líbano, ya no es viable debido a razones internas y relativas al plano internacional. "Primero, la situación en Siria está mejorando a nuestro favor, y los hechos están ocurriendo rápido. Esto pone el asunto de la zona tapón por detrás de nosotros", ha subrayado.
En el caso de la frontera sirio-libanesa, Al Asaad ha apuntado que "la inestable situación política hace que haya que tomarse las cosas con calma". "Mientras los refugiados sirios (en Líbano) sean tratados con humanidad, queremos fortalecer los cercanos lazos (entre ambos pueblos) sin poner a las fuerzas (de seguridad) libanesa en un punto difícil", ha argumentado.
Aumento de las deserciones
Por otra parte, Al Asaad ha asegurado que muchos cargos del Ejército están abandonando los puestos, lo que ha definido como una muestra de que la moral de las tropas "ha colapsado completamente". El coronel rebelde ha indicado que esto se ha producido debido a un "plan debatido por los asesores de Al Assad para reducir la influencia de los oficiales civiles, lo que llevó al encarcelamiento de alrededor de 3.000 de ellos".
Al Asaad ha dicho que este proceso se habría producido "porque el presidente sirio solo confía en los de su secta". Al Assad pertenece a la rama alauí, perteneciente al chiísmo.
Asimismo, Al Asaad ha indicado que la Cuarta División Mecanizada, una unidad de élite encabezada por el hermano del presidente, Maher al Assad, "ha colapsado completamente" y "padece falta de equipamiento". Esta unidad está acusada de ser la más sanguinaria del Ejército y no sólo está equipada con el armamento ruso más avanzado, sino que posee helicópteros de combate Mi-25 y tiene el doble del tamaño de una división regular.
El coronel no ha desmentido que el ELS haya llevado a cabo operaciones contra Maher al Assad y el viceministro de Defensa, Assef Shawkat, y se ha limitado a decir que los rebeldes "tienen un plan para atacar a oficiales de alto rango y personalidades del régimen (...) aunque hay información contradictoria sobre los resultados de las operaciones llevadas a cabo".
Escasez de armamento
A pesar de su visión respecto a la falta de armas que podría estar sufriendo la Cuarta División Acorazada siria, Al Asaad ha reconocido que el ELS también está falto de equipamiento. "No tenemos armas modernas o sistemas de comunicación modernos, el ELS depende del apoyo de la gente, de la voluntad de los combatientes y de las armas que obtenemos en nuestras operaciones contra el Ejército, así como del modesto apoyo que nos llega", ha dicho.
En este sentido, ha desmentido los informes publicados por varios diarios internacionales que indican que los rebeldes han recibido armas y sistemas de comunicación por parte de gobiernos extranjeros, concretamente financiados por Turquía, Arabia Saudí y Qatar y entregados con el apoyo de la CIA estadounidense.
"El apoyo estadounidense no es lo que debería ser y el apoyo árabe es muy débil. No hemos recibido apoyo más allá de las posturas políticas. Eso es importante y necesario, pero tenemos grandes deficiencias en todo lo demás y necesitamos apoyo logístico real", ha recalcado Al Asaad.