Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kuwait celebra unas parlamentarias en las que participará la oposición tras cuatro años de boicot

Kuwait celebra este sábado unas elecciones parlamentarias en las que 287 candidatos se disputarán los 50 escaños de la Asamblea Nacional, en unos comicios sin partidos en los que esta vez sí habrá presencia de la oposición.
Las elecciones contarán con candidatos opositores tras un boicot de cuatro años, en un momento en el que los resultados de estos comicios adelantados parecen cruciales en el país.
En un primer momento hubo 455 candidaturas, si bien 128 de ellas se retiraron posteriormente, mientras que 40 fueron apartadas de la carrera por el comité electoral.
Algunos de estos candidatos eliminados apelaron la decisión, llevando la disputa legal con el Gobierno al Tribunal de Casación, el tribunal más alto del país, incrementando las tensiones durante la campaña electoral.
De hecho, los últimos días de la campaña han sido muy intensos, con un intercambio de acusaciones entre candidatos progubernamentales y opositores, especialmente centrados en la corrupción o en supuestas conspiraciones.
Las críticas de la oposición se han centrado en el portavoz de la ya disuelta Asamblea Nacional, Marzuk al Ghanem, así como en el ministro del Interior, Mohamad al Jaled al Sabá.
Dos de los principales candidatos opositores, Mubarak al Waalan y Salem al Namlam, que fueron parlamentarios en el pasado, ya han prometido impulsar una moción de censura contra el titular de Interior si son elegidos.
La anterior Asamblea Nacional fue disuelta en octubre por el emir, el jeque Sabá al Ahmad al Sabá, tras una disputa entre los parlamentarios y el Gobierno sobre el aumento de los precios del petróleo.
La economía del país ha sido uno de los temas más candentes durante la campaña, con la oposición prometiendo impulsar además reformas a nivel político y mejorar la situación de las libertades públicas.
EL SISTEMA POLÍTICO
La oposición boicoteó las elecciones parlamentarias de diciembre de 2012 y de julio de 2013 en protesta por la enmienda unilateral del sistema electoral por parte del Gobierno.
Sin embargo, en esta ocasión cerca de 30 candidatos opositores intentarán acceder al organismo, y según los principales sondeos podrían conseguir buenos resultados.
Pese a ello, independientemente de quién gane las elecciones, el próximo primer ministro será miembro de la familia Al Sabá, que dirige el destino del país desde hace más de 250 años.
La Constitución contempla que el emir, el príncipe heredero, el primer ministro y los ministros de las principales carteras deban ser de la familia real.
Asimismo, otros 15 miembros de la Asamblea Nacional serán nombrados directamente por la Casa Real, contando con casi los mismos derechos que los parlamentarios electos.
Kuwait es un importante aliado de Estados Unidos y goza de un sistema político relativamente abierto --según los estándares de la región--.
De hecho, la Asamblea Nacional --unicameral-- es considerada como la más poderosa en los estados del Golfo debido a sus capacidades legislativas y de supervisión.