Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El emir de Kuwait abandona Arabia Saudí tras una breve visita para resolver la crisis con Qatar

El emir de Kuwait, Seij Sabá al Ahmad al Jaber al Sabá, ya ha abandonado Arabia Saudí, tras la breve visita que ha realizado este martes a la potencia regional para resolver la crisis que se ha desatado entre Qatar y sus vecinos del Golfo por el supuesto apoyo del país a grupos terroristas.
"Su alteza y la delegación que le acompaña han partido de Arabia Saudí", ha informado la agencia de noticias KUNA en una escueta nota.
De acuerdo con el medio oficial, Al Sabá se ha reunido con el rey Salman de Arabia Saudí, con quien ha abordado las "relaciones de hermandad" entre ambos países y "los últimos acontecimientos en la región".
El emir de Kuwait está actuando como mediador entre Doha y varios países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), incluido Arabia Saudí, que el lunes rompieron relaciones diplomáticas con Qatar por su presunto apoyo a grupos terroristas.
Antes de partir hacia Arabia Saudí, Al Sabá ha hablado por teléfono con su homólogo qatarí, Tamim bin Hamad al Zani, al que ha pedido que evite medidas que puedan empeorar la crisis regional y "dé una oportunidad a los esfuerzos destinados a contener la tensión en las relaciones entre hermanos".
Los gobiernos de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto anunciaron este lunes que cortan sus relaciones diplomáticas con Qatar. A la medida se sumaron después el Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, y el Gobierno asentado en el este de Libia.
Las tensiones entre Qatar y varios países del Golfo se han deteriorado en los últimos días, a raíz de que la agencia estatal qatarí, QNA, publicara la semana pasada unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de "tensiones" con Estados Unidos.