Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Jong Un promete "aplastar" las políticas hostiles de EEUU hacia Pyongyang

Todos los parientes del ajusticiado tío de Kim Jong Un también han sido ejecutadosInformativos Telecinco

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha prometido este martes "aplastar" las políticas hostiles de Estados Unidos hacia Pyongyang, antes de describir la situación actual en la península coreana como "grave", tal y como ha informado la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.

Así, ha detallado que el Ejército norcoreano "aplastará las políticas hostiles de Estados Unidos contra el Norte", durante un acto en el monte Paektu en el que oficiales norcoreanos han prometido protegerle, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
Las Fuerzas Armadas de Corea del Norte dispararon el lunes más de 500 proyectiles de artillería hacia aguas surcoreanas en la zona marítima fronteriza frente a la costa occidental de la península en el marco de unas maniobras militares, lo que provocó que las Fuerzas Armadas surcoreanas realizaran unos 300 disparos en respuesta.
El Gobierno de Corea del Norte inició sus ejercicios con fuego real horas después de que el Mando Suroeste del Ejército Popular de Corea del Norte enviara un fax a la Segunda Flota de la Marina de Corea del Sur para anunciar el comienzo de estas maniobras, que se desarrollaron en siete regiones cerca de la frontera marítima occidental.
En respuesta, la Casa Blanca tachó de "peligrosos y provocativos" los disparos realizados por Corea del Norte, mientras que Rusia también mostró su "preocupación" por la posible realización de un nuevo ensayo nuclear en la península asiática.
El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Presidencia norteamericana reiteró el "compromiso" de Washington con la defensa de sus "aliados" y, en este sentido, advirtió a Pyongyang de que mantendrá una "estrecha coordinación" tanto con Seúl como con Japón.
Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso también se mostró "preocupado" por los disparos cruzados por las dos Coreas en la frontera marítima, así como por el "endurecimiento mutuo de la retórica". Moscú ha incluido dentro de esta deriva peligrosa el hecho de que Corea del Norte "podría realizar un nuevo ensayo nuclear".
El Gobierno de Rusia también pidió contención a Estados Unidos, toda vez que considera que las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur contribuyen a agravar la situación.
Pyongyang disparó la semana pasada dos misiles balísticos de medio alcance, unos proyectiles que podrían llegar a alcanzar Japón, lo que provocó la condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.