Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiev garantiza al Pentágono que no usará la fuerza contra los manifestantes

Manifestantes se concentran en la plaza de Kievcuatro.com

El Pentágono ha afirmado que el Gobierno de Ucrania le ha dado garantías de que no usará la fuerza contra los manifestantes, en respuesta a la preocupación expresada por Washington ante el despliegue en Kiev de la Policía antidisturbios.

El portavoz del Pentágono, Carl Woog, ha advertido al secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, ha comunicado a su homólogo ucraniano, Pavlo Lebedyev, "del daño potencial que provocaría cualquier participación del Ejército en el desmantelamiento de las manifestaciones".

"Lebedyev ha indicado que la posición del presidente, Viktor Yanukovich, es la de no utilizar a las Fuerzas Armadas contra los manifestantes", ha agregado Woog.

El Gobierno estadounidense ha advertido este mismo miércoles de que "todas las opciones políticas, incluidas las sanciones", figuran sobre la mesa para responder a la grave crisis política y social que atraviesa Ucrania desde que Yanukovich renunció a firmar el acuerdo de asociación con la UE.

La portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Jennifer Psaki, ha asegurado en rueda de prensa que la Administración estudia estos días fórmulas para intervenir ante la situación de Ucrania, especialmente después de que la Policía cargase contra los manifestantes en Kiev.

"Todas las opciones políticas, incluidas las sanciones, están sobre la mesa, pero obviamente son cuestiones que todavía estamos analizando", ha dicho Psaki, sin entrar a informar de qué tipo de castigos podrían aplicarse contra Kiev.

Durante la jornada, Yanukovich  ha invitado a un "diálogo nacional" a todas las fuerzas políticas y sociales del país en pro de la "reconciliación", al tiempo que ha pedido a la oposición que no opte por la "vía de la confrontación".

Sin embargo, los líderes de los manifestantes han tachado de "farsa" la oferta de diálogo y han advertido de que no aceptarán conversar con el mandatario hasta que no se cumplan sus demandas.

Los principales líderes de los manifestantes proeuropeos, Oleh Tyahnibok y Arseniy Yastenyuk, reclaman la dimisión del Gobierno, la liberación de los presos políticos y el procesamiento de los policías y políticos responsables de las cargas contra la oposición.