Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry tilda de "ataque despreciable" el asesinato del embajador de Rusia en Turquía

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha tildado este lunes de "ataque despreciable" el asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, expresando la disposición de Washington a apoyar las investigaciones.
"Estamos dispuestos a apoyar a Rusia y Turquía en sus investigaciones de este ataque despreciable, que es también un asalto contra el derecho de todos los diplomáticos de representar a sus naciones de forma segura", ha dicho en su comunicado.
En el mismo, ha trasladado sus condolencias a sus seres queridos y al pueblo ruso, al tiempo que ha expresado su apoyo a las dos personas heridas en el tiroteo.
Karlov ha muerto tras recibir varios disparos cuando inauguraba una exposición en un centro cultural de Ankara por parte de un hombre armado que ha apelado a la situación en la ciudad siria de Alepo para justificar el ataque.
Karlov ha muerto en el acto, mientras que otras dos personas, entre ellas una mujer de origen albanés, han resultado heridas y han tenido que ser trasladadas a centros sanitarios de la zona.
Las imágenes del suceso difundidas en redes sociales muestran a un joven vestido de traje que, tras realizar varios disparos por la espalda contra Karlov --que queda inerte en el suelo--, comienza a proferir gritos en turco, además de "Allahu akbar" (Dios es el más grande).
De acuerdo con el diario turco 'Hurriyet', ha gritado "¡No olvidéis Alepo! ¡No olvidéis Siria! Mientras nuestros hermanos no estén a salvo, no gozaréis de seguridad". "Quien quiera que comparta esta opresión pagará por ella (...) Solo muerto me llevaréis de aquí", ha añadido.
El atacante, que ha sido abatido por las fuerzas especiales, ha sido identificado como Mevlut Mert Altintas, un antiguo miembro de la Policía antidisturbios de 22 años de edad y originario de la provincia occidental de Aydin, tal y como ha revelado el ministro de Interior turco, Suleyman Soylu.
Tanto Turquía como Rusia han asegurado que se trata de un atentado. "Calificamos lo ocurrido como un ataque terrorista", ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajarova, de acuerdo con la agencia de noticias Sputnik.