Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry avisa a Rusia de que "aunque caiga Alepo la guerra no terminará" y apela a solución política

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha avisado a Rusia este martes de que "aunque caiga Alepo", la guerra no terminará y ha insistido en la posibilidad de explorar la celebración de una nueva ronda de negociaciones "hacia finales de semana" en Ginebra para tratar de buscar una solución política a la crisis siria.
"Si Al Assad toma el control de Alepo ¿la guerra se va a acabar? No", ha avisado el jefe de la diplomacia estadounidense en rueda de prensa en la OTAN, donde asiste a su última reunión con sus aliados antes del cambio de Administración en Estados Unidos.
"Aunque caiga Alepo, no cambiará la complejidad fundamental de este guerra", ha insistido el secretario de Estado, que ha recalcado que aunque caiga Alepo no se resolverá la crisis política ni acabará la violencia sobre el terreno. "Puede o no caer, no lo puedo decir", ha remachado.
Kerry ha rechazado la posibilidad de que el presidente sirio, Bashar al Assad, vaya a reconstruir "solo" Siria, algo que requerirá "cientos de miles de millones de dólares" y ha avisado de que la comunidad internacional sólo participará "si hay un acuerdo político".
El jefe de la diplomacia estadounidense ha dicho que espera verse con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en los márgenes de la reunión ministerial de la OSCE en Hamburgo de cara a explorar si se puede "encontrar una manera adelante mejor" en Siria y la posibilidad llegar a "un entendimiento" para "volver a la mesa de negociaciones" en Ginebra, "hacia finales de semana".
"Rusia dice que Al Assad está preparado para venir a la mesa", ha dicho Kerry, que se ha mostrado a favor de poner esto "a prueba" para intentar "negociar" una solución política, "que es esencial" aunque Alepo caiga.
Kerry ha insistido en la necesidad de evitar "la destrucción total de Alepo" y ha admitido "no ha habido un acuerdo" sobre cómo se haría la evaluación de la población de Alepo y cómo se daría protección.