Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry defiende que EEUU se ha abstenido para "proteger" la solución de los dos estados

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha defendido la abstención del país en la votación que se ha celebrado este viernes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobar una resolución contra los asentamientos israelíes en territorio palestino, explicando que el objetivo es "proteger" la solución de los dos estados.
"Hoy, Estados Unidos ha actuado con un objetivo prioritario: preservar la solución de los dos estados. Algo en lo que todas las administraciones estadounidenses han coincidido durante décadas es que es la única forma de lograr una paz justa y duradera entre israelíes y palestinos", ha dicho en un comunicado.
Kerry ha esgrimido que la solución de los dos estados se ve amenazada en estos momentos por el terrorismo, la violencia y "los pasos sin precedentes para expandir los asentimientos". "Por eso, no podíamos ponernos en el camino de una resolución que deja claro que ambas partes deben actuar para preservar la posibilidad de la paz", ha señalado.
El jefe de la diplomacia estadounidense ha admitido que no está de acuerdo con todos los aspectos de la resolución, si bien ha destacado elementos positivos como la condena de la violencia, de los asentamientos y el llamamiento a las partes a retomar el proceso de paz, sin imponer ninguna solución al margen de las negociaciones.
"Los dos estados es la única forma de garantizar el futuro de Israel como un Estado judío y democrático que viva en paz y con seguridad junto a sus vecinos (árabes), así como con libertad y dignidad para el pueblo palestino", ha sostenido.
Kerry ha recordado asimismo que Estados Unidos siempre ha permanecido al lado de Israel en la defensa de sus intereses y, en concreto, ha aludido a la reciente aprobación del "mayor paquete de asistencia militar" que ha concedido el país norteamericano en su historia.
El ministro de Exteriores estadounidense se ha mostrado consciente de que "revertir las preocupantes tendencias" que amenazan la seguridad de Israel no será suficiente para llevar la paz a Oriente Próximo, pero ha confiado en que este paso sirva al menos para que las partes vean que "urge avanzar hacia el futuro pacífico y próspero que ambas merecen".
En la misma línea, el asesor de la Casa Blanca para Seguridad Nacional, Ben Rhodes, ha defendido la decisión del Gobierno de Barack Obama de abstenerse en dicha votación, rechazando las críticas proferidas por su sucesor, Donald Trump, y varios legisladores.