Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kenia inaugura una línea de tren que conecta Nairobi con la ciudad costera de Mombasa

Las autoridades de Kenia han inaugurado este miércoles la nueva línea de tren que conectará la capital, Nairobi, con la ciudad portuaria de Mombasa, en un primer recorrido en el que ha viajado el presidente del país, Uhuru Kenyatta.
El tren, llamado 'Madaraka Express', puede llevar 1.260 pasajeros y circulará por un tramo de red ferroviaria construida gracias a un préstamo de un banco chino.
La línea, de 470 kilómetros, es parte de una gran iniciativa de infraestructura china que conectará Burundi, Etiopía, República Democrática del Congo (RDC), Ruanda, Sudán del Sur y Uganda con las costas del océano Índico a través de Kenia.
La línea, que ha sido inaugurada meses antes de lo previsto, es además la primera inaugurada en el país en más de un siglo. Previamente, fue en el siglo XIX cuando se lanzó una línea que conectaba la costa con el lago Victoria.
Kenyatta ha destacado que "se trata de un día histórico", recalcando que Kenia "es un país orgulloso por su éxito y sus esfuerzos de transformación".
Asimismo, ha advertido que cualquier persona condenada por cometer actos vandálicos o de sabotaje contra la línea del 'Madaraka Express' será condenado a muerte, según ha informado el diario local 'Standard'.
"Los que sean declarados culpables de sabotear este tipo de proyectos clave serán colgados. Aquellos que cometan actos de vandalismo y sabotaje cometen crímenes capitales, cuyo castigo es la muerte", ha recalcado.
Por último, el mandatario ha anunciado que los billetes costarán 700 shillings kenianos (cerca de seis euros), en comparación de los 1.200 shillings (unos 10,4 euros) que cuesta hacer el recorrido en autobús. Además, el viaje durará entre cuatro y cinco horas, en comparación con las entre nueve y diez horas que tarda el trayecto en autobús.