Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel ganan el Nobel de Química 2013

Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel, Nobel de Química 2013cuatro.com

Los científicos Martin Karplus (austríaco-estadounidense), Michael Levitt (británico-estadounidense) y Arieh Warshel (israelí-estadounidense) han ganado el Premio Nobel de Química 2013 por "el desarrollo de modelos multiescala para los sistemas químicos complejos", según ha informado este miércoles la Real Academia Sueca de las Ciencias.

El jurado ha destacado el trabajo de los tres investigadores que en la década de 1970 sentaron las bases para crear modelos informáticos de gran alcance, los que ahora se utilizan para entender y predecir los procesos químicos. Estos modelos informáticos que reflejan la vida real se han convertido en cruciales para la mayoría de los avances en la química de hoy en día.
Las reacciones químicas ocurren a la velocidad del rayo. En una fracción de un milisegundo los electrones saltan de un núcleo atómico a otro. La química clásica lo tiene difícil para mantenerse al día y es prácticamente imposible asignar experimentalmente cada pequeño paso a un proceso químico. Con la ayuda de los métodos de los galardonados, los científicos permitieron que las computadoras fueran quienes revelaran los procesos químicos, tales como la purificación de un catalizador de escape de gases o la fotosíntesis en las hojas verdes.
Se trata de un trabajo pionero en cuanto a que Karplus, Levitt y Warshel lograron hacer la física clásica de Newton trabajara mano con mano con los fundamentos de la física cuántica. Antes, los químicos tenían que optar por utilizar una u otra.
La fuerza de la física clásica, cuyos cálculos eran simples, se podía utilizar para modelos de grandes moléculas. Su debilidad estaba en que no ofrecía ninguna manera de simular las reacciones químicas. Para tal fin, los químicos tenían que usar la física cuántica, que requiere una gran potencia de cálculo y por lo tanto sólo podían ser realizadas sobre pequeñas moléculas.
Los Premios Nobel de este año llevaron lo mejor de ambos mundos. Por ejemplo, en simulaciones de cómo una medicina se 'empareja' con su proteína en el cuerpo, el ordenador realiza los cálculos teóricos cuánticos en los átomos de la proteína que interactúan con el fármaco. El resto, es simulado utilizando los cálculos menos exigentes de la física clásica.
Para la academia sueca, el ordenador es una herramienta tan importante para los químicos como el tubo de ensayo. "Las simulaciones son tan realistas que predicen el resultado de experimentos tradicionales", han apuntado en el comunicado oficial.
Los tres premiados
Martin Karplus (Viena 1930) obtuvo una licenciatura de la Universidad de Harvard en 1950, y un doctorado del Instituto de Tecnología de California en 1953, mientras trabajaba con Linus Pauling. Fue becario postdoctoral en la Universidad de Oxford (1953-1955), donde trabajó con Charles Coulson.
Michael Levitt, (Pretoria 1947) Licenciado en Física en 1967 por la Universidad de Cambridge (Reino Unido), después pasó a trabajar en Gonville y Caius College, consiguiendo el doctorado en Biología Computacional en 1972. Actualmente es profesor de Biología Estructural en la Universidad de Stanford (Estados Unidos).
Arieh Warshel, (Nahum-Israel 1940) Licenciado y doctor en Física por el Weizmann Institute of Science israelí en 1969, actualmente es profesor de la Universidad de Southern (California).