Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca declina comentar la petición de deportación de Justin Bieber

Los 20 años de Justin Biebercuatro.com

La Casa Blanca se negó a responder a la petición de deportación de Justin Bieber firmada por más de 270.000 personas. Según el Gobierno estadounidense, los comentarios al respecto podrían afectar el proceso judicial en marcha contra el cantante canadiense.

En cambio, la Administración de Obama aprovechó la ocasión para hablar de la reforma migratoria, señalando que el ahorro del déficit presupuestario, en caso de que fuese aprobada, equivaldría al precio de los 100.000 millones de copias del álbum debut de Bieber. En la solicitud, los signatarios califican la actitud de la estrella 'pop' de "imprudente" y piden que el presidente le retire el permiso de residencia.
Eran necesarias 100.000 para que el Gobierno respondiese de forma oficial, pero es tal la repercusión que han tenido las acciones de Bieber en la sociedad estadounidense, que ya son 270.000 las personas que han apoyado la deportación del artista.
Mientras, Justin intenta recuperarse de dos detenciones que se han producido muy seguidas. Y es que el cantante no da descanso entre disgusto y disgusto. Tras librarse de prisión al pagar una fianza de 2.500 dólares, cuando fue detenido por participar en carreras ilegales y conducir bajo los efectos del alcohol en Miami, nos encontramos con la sorpresa de una segunda detención, esta vez en Toronto, por atacar al conductor de su limusina.
La situación del cantante es más que preocupante. Su entorno se preocupa, y ve necesaria la rehabilitación. Y es que el ídolo adolescente no sólo bebe, sino que consume sustancias peligrosas para su salud. Tras su arresto en Miami, se le hicieron pruebas, cuyos resultados han destapado que además de ir conduciendo bajo los efectos del alcohol, esa noche Bieber también había fumado marihuana, una sustancia en la que se llega a gastar 8.000 dólares por semana.