Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia turca mantiene entre rejas a ocho activistas activistas acusados de terrorismo

Un tribunal de Estambul ha ordenado mantener en prisión a ocho activistas acusados de delitos terroristas, entre ellos un ciudadano alemán y otro sueco, a pesar de las presiones diplomáticas ejercidas contra Turquía en estos últimos días.
El grupo, del que forma parte el director de Amnistía Internacional en Turquía, Idil Eser, fue detenido el 5 de julio, durante la celebración de un foro en Estambul. El caso ha generado una ola de críticas contra las autoridades turcas, acusadas de perseguir a la disidencia.
Los abogados de los detenidos han confirmado que los activistas seguirán en prisión y han criticado las condiciones en que se encuentran. Los dos extranjeros --el alemán Peter Steudtner y el sueco Ali Gharavi-- se encontrarían en aislamiento desde que fueron trasladados a una cárcel de Silivri el martes.
Los abogados también han denunciado la interceptación de las conversaciones mantenidas en la cárcel, a pesar de que esto supondría una violación de los protocolos de Derechos Humanos y de la propia Constitución turca.