Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia holandesa condena a Wilders por discriminar e insultar a los marroquíes

Un tribunal holandés ha condenado este viernes al dirigente ultraderechista Geer Wilders por incitar a la discriminación contra los marroquíes durante un discurso en el que abogó por controlar su llegada, aunque la sentencia no contempla para él ningún castigo.
Wilders, líder del Partido de la Libertad (PVV), se sentaba en el banquillo por un acto celebrado en marzo de 2014 y en el que preguntó a los asistentes si querían más o menos marroquíes en Países Bajos. "Menos, menos", coreó entonces la multitud.
Un tribunal ha considerado que este gesto es constitutivo de un delito de incitación a la discriminación y de insultos a un grupo, aunque le ha absuelto del cargo de incitación al odio. La corte no ha impuesto ninguna multa o pena de cárcel al entender que la condena en sí es suficiente castigo, según medios locales.
Wilders, que no ha asistido a la vista, ha cargado en Twitter contra lo que considera una "locura". "Tres jueces que odian al PVV declaran que los marroquíes son una raza y me condenan a mí y a la mitad de los holandeses", ha afirmado.
El líder ultraderechista ha advertido de que seguirá "diciendo la verdad" sobre "el problema marroquí" y no se detendrá por lo que diga "ningún juez, político o terrorista".
Las encuestas para las elecciones de 2017 sitúan al PVV con opciones de situarse como la fuerza con mayor representación en el Parlamento, lo que confirmaría su tendencia al alza de los últimos comicios. El partido de Wilders obtendría alrededor del 20 por ciento de los votos.