Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia recuerda al Parlamento la nulidad de su declaración de responsabilidad política contra Maduro

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Venezuela ha ordenado a la Asamblea Nacional que se abstenga de continuar con el procedimiento de declaración de responsabilidad política contra el presidente, Nicolás Maduro, recordando que la cámara está en desacato y que cualquier "acto" que dicte quedará anulado.
El pasado martes, el pleno de la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó una resolución por la que declaran la responsabilidad política de Maduro por "grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de Derechos Humanos y la devastación de las bases económicas y sociales".
El acuerdo, aprobado tras más de dos horas de debate, incluye tratar de impulsar acciones para que se haga efectiva esta responsabilidad, e intentar que la Fiscalía evalúe los hechos expuestos en el debate, para que considere someter al presidente a un antejuicio de mérito y determine así posibles hechos punibles.
El pasado mes de noviembre, el TSJ ya ordenó declarar "nulo" cualquier "juicio político" en respuesta a una demanda presentada contra el examen que la Asamblea Nacional había iniciado sobre la responsabilidad política del líder bolivariano por la crisis que sufre la nación caribeña.
En este contexto, el tribunal se declaró competente para conocer la denuncia presentada por el procurador general, Reinaldo Muñoz, en la que solicita medidas cautelares para "evitar actuaciones de la Asamblea Nacional en contra de la Constitución", como el examen a Maduro.
Así, ha vuelto a recordar que en su fallo del 2 de septiembre declaró "manifiestamente inconstitucionales y, por ende, nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional, incluyendo las leyes que sean sancionadas, mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral del TSJ".