Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker dice que las negociaciones con Londres serán "muy difíciles" pero descarta una posición "hostil"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado este miércoles que las negociaciones con Reino Unido sobre su salida de la Unión Europea serán "muy, muy, muy difíciles", al mismo tiempo que ha descartado que el bloque comunitario vaya a mantener una posición "hostil".
"Será una negociación muy, muy, muy difícil. Porque Reino Unido tendrá que ser considerado como un tercer país. No estoy acostumbrado a expresarme en estos términos, no me gusta, pero esa es la situación en la que estamos", ha afirmado en una rueda de prensa tras intervenir ante el pleno del Parlamento Europeo.
El presidente del Ejecutivo comunitario ha explicado que habló este lunes por teléfono con la primera ministra británica, Theresa May, a quien repitió que la Comisión Europea no mantiene una posición "hostil" con respecto a las conversaciones para el Brexit.
"Queremos un acuerdo justo con Reino Unido, un acuerdo justo para Reino Unido, pero un acuerdo justo significa también un acuerdo justo para la UE", ha expresado Juncker, antes de añadir, en cualquier caso, su agradecimiento a May por haber aclarado la posición de Londres.
Por su parte, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE, ha asegurado en la misma comparecencia de prensa que no vio en las palabras de May de este martes "una declaración de guerra".
También ha reiterado el maltés su agradecimiento, como ya había durante su intervención ante la Eurocámara, por el hecho de que la primera ministra británica haya aclarado que Londres de no participar ni en el mercado único ni en la unión aduanera, puesto que a su juicio, esto respeta la posición de los Veintisiete sobre la integridad de las cuatro libertades de circulación.