Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker explorará más ayudas para Italia y Grecia para migración pero urge a pactar la reforma del asilo

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que estudiará la próxima semana junto con los primeros ministros de Italia y Grecia, Paolo Gentiloni y Alexis Tsipras, qué más puede hacer Bruselas para ayudar a ambos países a gestionar los flujos migratorios, pero ha instado a los Veintiocho a cerrar la reforma del sistema común de asilo.
"Veremos con el primer ministro italiano y con el primer ministro griego en la próxima semana qué más puede hacer la Comisión para ayudarles en sus duros y nobles esfuerzos para tratar esta crisis", ha afirmado este viernes durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Estonia, Juri Ratas, con motivo del inicio de la presidencia de turno del país báltico, que comienza este sábado.
El presidente del Ejecutivo comunitario ha sido preguntado por la amenaza del Gobierno italiano de impedir el desembarco en sus puertos de inmigrantes rescatados por barcos extranjeros, salvo los barcos de Frontex y de la operación de la UE contra las mafias de inmigrantes.
El luxemburgués ha insistido en que "no se puede dejar solas" a Italia y Grecia, al mismo tiempo que ha defendido que "no es verdad decir que no se ha hecho nada" en materia migratoria. "La protección de fronteras no es un asunto que vendrá mañana, es una política que ya se ha hecho", ha afirmado, aunque ha señalado que se puede "animar" a los países a "hacer algo más".
Así, Juncker ha recordado que entre 2016 y 2017 la Comisión Europea ha dedicado 10,2 millones de euros a la crisis de refugiados y que ha sido necesario "un gran esfuerzo" porque los diferentes comisarios han hecho "cambios importantes" en sus presupuestos sin perjudicar la financiación de otros proyectos.
Además, ha apuntado que se han desplegado más de 800 agentes en Grecia, más de 300 en Italia, 200 en la frontera entre Bulgaria y Turquía y un centenar en España para fortalecer la protección de las fronteras exteriores.
En cualquier caso, Juncker ha afirmado que la reforma del sistema de asilo europeo, que Bruselas planteó en abril del año pasado, "ha tomado demasiado tiempo", y ha confiado en que sea posible alcanzar un acuerdo sobre ella durante los próximos seis meses.
"La reforma del sistema único de asilo ha tomado demasiado tiempo. Espero que la unidad pueda ser una realidad en esta cuestión en el curso de los próximos seis meses", ha expresado el luxemburgués.
Por su parte, Ratas ha asegurado que la crisis migratoria es "un tema muy importante" durante la presidencia de turno de la UE de Estonia y ha indicado que entiende "la preocupación y la presión" a la que se enfrentan los países del sur de Europa. El primer ministro estonio ha añadido que se trata de una cuestión que afecta "a todos los países de la UE" y por eso es "una prioridad".