Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker prefería la continuidad de Schulz pero ver a Tajani como presidente de la Eurocámara le "llena de alegría"

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado este miércoles que hubiera preferido que el alemán Martin Schulz continuase como presidente del Parlamento Europeo, pero al mismo tiempo ha señalado que el nombramiento del italiano Antonio Tajani para el puesto le "llena de alegría".
"Hubiera deseado que Martin Schulz se quedase en el puesto que ocupaba, no lo oculto. Pero ver a mi amigo Antonio (Tajani) sucederle me llena de alegría", ha afirmado Juncker en una rueda de prensa tras intervenir ante el pleno de la Eurocámara.
El presidente del Ejecutivo comunitario ha afirmado estar contento por trabajar durante los próximos meses tanto con Tajani como con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, que también estaba presente en la comparecencia y que ostenta este semestre la presidencia de turno de la Unión Eurpoea. Juncker ha deseado a ambos "todo lo mejor" en sus mandatos.
Con respecto al cambio en el liderazgo del Parlamento Europeo, que ha pasado de un socialdemócrata a un popular, Juncker ha apuntado que trabajó en "buena armonía" con Schulz y que le gustaría seguir mantener una buena relación con el grupo socialista en la Eurocámara.
En este sentido, ha indicado que telefoneará al líder del grupo socialdemócrata, Gianni Pittella, para reunirse "rápidamente" porque desea tener con las fuerzas "pro europeas" una "forma de cooperación que ayude a avanzar a Europa".
"Veo que hay muchos anuncios sobre el fin de una gran coalición (...) Nadie tiene el derecho de, sé que decirle adiós a Europa por decepcionarse tras una reorganización del Parlamento Europeo. Para mi no ha cambiado nada, pero sé que las relaciones serán más difíciles. Haré todo para que sean lo más fáciles posible. Necesitamos al Partido Socialista en Europa", ha explicado.