Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas europeos piden a Juncker no dar a Oettinger vicepresidencia de la Comisión ni control de RRHH

Los socialistas europeos han reclamado al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, no dar la vicepresidencia de la Comisión ni el control de Recursos Humanos al comisario alemán, Günther Oettinger, por sus "comentarios racistas y homófobos" y su viaje en jet privado de un lobista "sin declararlo".
"Sentimos firmemente que no debe ser nombrado vicepresidente de la Comisión y no se le debe dar Recursos Humanos", ha explicado la portavoz socialista de la Comisión de Presupuesto, la eurodiputada del PSOE Eider Gardiazabal, después de la sesión conjunta de este lunes de las comisiones de Presupuesto, Control Presupuestario y Asuntos Legales de la Euocámara, para evaluar su idoneidad para la nueva cartera de Presupuesto y Recursos Humanos.
Juncker pidió al comisario alemán, que ejercía la cartera de Economía y Sociedad Digitales, que asumiera la nueva cartera desde el 1 de enero, tras la salida de la vicepresidenta de la Comisión responsable de estas áreas, la búlgara Kristalina Georgieva, que ha regresado al Banco Mundial.
Oettinger fue sometido ayer a más de 40 preguntas de los eurodiputados en dos horas y media, entre ellas algunas sobre sus excesivas reuniones con lobistas --incluido su polémico viaje en jet privado con un lobista que no hizo público-- y sus polémicas declaraciones contra el colectivo LGTBI y las mujeres en un discurso en Hamburgo el año pasado.
Según fuentes socialistas, en la Comisión de Control Presupuestario, hay una mayoría partidaria de esta posición, aunque no en la Comisión de Presupuesto, mientras que la Comisión de Asuntos Legales todavía no se ha pronunciado. En cualquier caso, habría consenso entre los eurodiputados en cuanto a que no es momento para abrir una "crisis institucional" cuestionando al alemán en el Ejecutivo comunitario, pero sí presionar para limitar su cartera.
Las tres comisiones de la Eurocámara remitirán una carta con su evaluación sobre la idoneidad del comisario --quizá este mismo martes, según fuentes parlamentarias-- a la Conferencia de Presidentes, que reúne al Presidente de la Eurocámara y los líderes de grupo y que será la encargada de estudiar la propuesta el 12 de enero para decidir si dan luz verde o no a que asuma sus nuevas funciones Oettinger.
Gardiazabal ha dejado claro que a pesar del lenguaje "más diplomático" del comisario alemán en la 'audiencia' de ayer "sus respuestas han dejado mucho que desear" y no han hecho "cambiar" de posición de los socialistas, que ya tenían "serias preocupaciones" sobre su nombramiento, al tiempo que ha criticado sus respuestas "particularmente débiles" sobre la necesidad de más transparencia y sus relaciones con los lobbies. También le ha criticado por no "comprender la magnitud de la presión a la que se enfrenta al presupuesto de la UE".
Su colega del PSOE, Inés Ayala, portavoz socialista de Control Presupuestario, también ha defendido que "sería muy inapropiado que fuera promovido a vicepresidente de la Comisión". "Ha estado en las noticias por todas las razones equivocadas: comentarios racistas y homófobos y coger vuelos en jets privados de lobistas sin declararlo", ha avisado, insistiendo en que "premiar" este tipo de comportamiento con una promoción "enviaría un mensaje completamente equivocado al público europeo".
Y eso, a pesar de admitir que es "un europeo comprometido", con "mucha experiencia en política europea y local" y que "entiende las responsabilidades de su nuevo papel". "Aunque no estuviéramos de acuerdo con muchas de sus respuestas", ha remachado.
"Urgimos al presidente Juncker a no nombrar al comisario Oettinger ni como vicepresidente ni darle la responsabilidad de los Recursos Humanos de las instituciones de la UE", ha defendido también la portavoz socialista para Asuntos Jurídicos, Evelyn Regner, que también ha recalcado que "mantienen serias preocupaciones" sobre su juicio.
"Su decisión de coger un jet privado con un lobista prorruso, en el mejor de los casos, ha sido ingenua, al igual que sus comentarios racistas y homófobos", ha dicho, al tiempo que ha criticado que las respuestas que ha dado sobre la igualdad de género y de oportunidades y los derechos del colectivo LGTBi "no han sido convincentes y no excusan su comportamiento previo".
Junto con los socialistas, los eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea y de los Verdes fueron los más críticos con Oettinger en la Eurocárama este lunes.
Oettinger defendió su "plena independencia frente a los lobbies", dejando claro que no tiene "ninguna acción" en empresas y volvió a lamentar sus "comentarios" en Hamburgo, que no tuvieron intención de "causar daño". "No permitiré ninguna discriminación en el trabajo diario con mi personal", aseguró.