Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Assange pidió asilo político en Ecuador porque ese país no puede ser manipulado

Las explicaciones del abogado del fundador de WikiLeaks que iba a ser extraditado a Suecia por dos delitos sexuales

El abogado del fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha aseverado que su cliente ha elegido a Ecuador para solicitar asilo político "porque sabe que es un país que no puede ser manipulado por Estados Unidos".
En una entrevista concedida a Ecuador TV, Michael Ratner ha explicado que Assange tenía dos opciones: "o ser extraditado a Suecia, y posiblemente a Estados Unidos, en muy malas condiciones, o encontrar un país que pueda darle asilo político y que no pueda ser manipulado por Estados Unidos". "Ese país es Ecuador", ha dicho.
Ratner ha señalado que "la soberanía ecuatoriana es un factor muy importante" porque "Estados Unidos puede tener una enorme influencia económico-militar en un país y puede decir 'no queremos que se le dé asilo político a Julian Assange --o a cualquier otra persona-- y vamos a ir contra ustedes'".
Además, ha reiterado que Assange es víctima de una persecución política por parte de Estados Unidos porque "sus actividades han sido exponer los secretos del país".
Por su parte, el fundador de Wikileaks ha dicho, en una entrevista concedida a la emisora Australian Broadcasting, que está preparado para vivir en el país andino. "La gente de Ecuador ha dado bastante apoyo. Han sido comprensivos desde hace mucho tiempo", ha argumentado.
El pasado martes, Assange solicitó asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que las autoridades británicas y suecas le extraditen a Estados Unidos sin que Australia, su país de origen, lo impida.
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, explicó el miércoles que su Gobierno está analizando "responsablemente" la petición de asilo político. Londres y Quito mantienen desde hace días contactos diplomáticos para buscar una solución al conflicto.
Por su parte, el viceministro de Exteriores de Ecuador, Marco Albuja, aclaró ayer que no será "hasta mañana" (viernes) cuando su Gobierno decida sobre el asunto.