Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Assange seguirá en la embajada de Ecuador en Londres porque teme a EEUU

Julian Assange, un año de encierro en la embajada de Ecuador en LondresReuters

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha asegurado que no abandonará el refugio que le provee la embajada de Ecuador en Londres aunque Suecia retire las acusaciones de abuso sexual en su contra porque teme ser arrestado por orden de Estados Unidos.

En una entrevista con Reuters y otros medios para conmemorar el primer aniversario desde que buscó refugio en la sede diplomática, Assange ha dicho que mantiene la esperanza de que podrá salir pero ofreció pocas pruebas que sugirieran que encontraría una nueva residencia a corto plazo.
"Yo no diría que no me iré. Mis abogados me han aconsejado que no debo abandonar la embajada, debido al riesgo de detención en relación con el riesgo de arresto y extradición a Estados Unidos", ha agregado.
Cuando se le preguntó si iba a permanecer en la embajada aún si Suecia retira la investigación en su contra, Assange dijo: "Eso es correcto".
Assange ha elegido cuidadosamente sus palabras en la entrevista, que se realizó el viernes pasado. En la conversación, Assange se ha referido a Edward Snowden, un extrabajador de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) que hizo revelaciones sobre los programas secretos de vigilancia de ese país, como un héroe. También criticó a Estados Unidos, Reino Unido y su Australia natal y habló de su caso con experiencia semi-legal.
Assange, de 41 años, se refugió en la embajada de Ecuador en junio de 2011 para evitar su extradición a Suecia, que quiere interrogarlo sobre acusaciones de agresión sexual y violación, que él niega.
Dice que no quiere responder a las acusaciones en persona porque cree que Suecia podría entregarlo a las autoridades estadounidenses, que quieren juzgarlo por contribuir a una de las mayores filtraciones de información en la historia de Estados Unidos.
WikiLeaks comenzó a difundir miles de documentos confidenciales estadounidenses por Internet en 2010, avergonzando a Washington y, según algunos críticos, poniendo en riesgo la seguridad nacional y la vida de algunas personas.
El consejo de guerra de Bradley Manning, el soldado estadounidense acusado de proporcionar los documentos clasificados a WikiLeaks, se está llevando a cabo en Maryland.
Ecuador ha concedido asilo político a Assange y le permitió refugiarse en su embajada pero Reino Unido ha dejado claro que será arrestado si intenta salir de la embajada, que está fuertemente custodiada por la policía. Mientras Assange hablaba, al menos cuatro policías rodeaban el lugar.
SOPESANDO RIESGOS
Assange ha dicho que inicialmente pensó que podría estar escondido en la embajada, un servicio diplomático ubicado en una de las zonas más exclusivas de Londres, por un máximo de dos años. En la entrevista no dijo cuánto tiempo más espera permanecer en la embajada, pero sostuvo que su cronograma original todavía es una estimación razonable.
Pero cuando se le preguntó si estaba preocupado por si la situación podría prolongarse mucho más tiempo, admitió que era una posibilidad.
"Ha habido otros casos, estancamientos similares para refugiados políticos en embajadas, que se han extendido decenas de años. Sin embargo, no tenemos la intención de dejar la situación en manos del destino", ha declarado.
Assange, que estaba pálido, se quejó de la falta de luz solar, diciendo que hay riesgo de que las personas en sus circunstancias puedan desarrollar raquitismo.
Ha asegurado que trabaja 17 horas al día, se ejercita para tratar de mantenerse sano y actualmente estaba trabajando en una canción sobre "la nueva política que se ha generado como resultado de Internet y la distorsión de los medios de comunicación" con un grupo popular de música latinoamericana.
Assange ha dicho que nunca usa el correo electrónico, pero que otros se lo leen.
Vestido de manera informal con pantalones vaqueros, una camisa azul de cuello abierto y zapatos deportivos, Assange bebía una taza de té mientras hablaba, animándose cuando se le sugirió que tenía tiempo en sus manos para pensar sobre su destino.
"¿De dónde saca la gente la idea loca de que tengo tiempo en mis manos porque estoy encerrado?", dijo. "Se necesita más tiempo para hacer las cosas si usted está en una embajada, no menos", agregó.
Cuando se le preguntó si se arrepentía de algo dijo simplemente: "Estratégicamente ha sido (...) exactamente lo que esperaba".