Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serás "utilizado como una pistola para asesinar la verdad"

Benedict Cumberbatch, El quinto podercuatro.com

Wikileaks ha publicado el mensaje de correo electrónico que Julian Assange envió a Benedict Cumberbatch, el actor que lo interpreta en la película El Quinto Poder (The Fifht Estate por su título original). Assange ha rechazado la petición de la estrella de mantener un encuentro y le ha advertido de la falta de objetividad de la película en la que el actor será "utilizado como una pistola alquilada para asesinar la verdad".

Según reveló el mes pasado Cumberbatch al diario británico The Guardian, en diez e-mails entre ambos Assange había intentado disuadirle de que interpretara el papel. Cumberbatch aseguró que Assange pensaba que era "moralmente incorrecto" que tomara parte en una ficción que iba a "resultar dañina en términos reales".
En este nuevo e-mail, Assange agradece al actor su interés por aproximarse, aunque rechaza la propuesta de conocerse en un encuentro físico. "Creo que eres buena persona, pero creo que esta película no es una buena película", sentencia en un párrafo.
"Está basada en un libro engañoso de alguien que quiere vengarse de mí y de mi organización", explica después.
"Este libro es tan tóxico que se distribuye en las bases militares estadounidenses como mecanismo para disuadir al personal de comunicarse con nosotros", denuncia Assange más adelante.
El texto también protesta porque el segundo libro del que Dreamworks adquirió los derechos "está escrito por personas con las que tuvimos una amarga disputa contractual durante años" y "su hostilidad es bien conocida por todos".
El e-mail también señala que existen otros títulos más positivos o neutrales sobre Wikileaks que Dreamworks ha ignorado.
El escrito acusa a Dreamworks de crear una película para "distorsionar la realidad ante los ojos del público" y descalificarle a él y a su organización. Por ello, Assange advierte a Cumberbatch de que será "utilizado como una pistola alquilada para asesinar la verdad" ya que, como actor, se le paga para "seguir el guión, no importa lo corrupto que sea".
Assange argumenta que encontrarse con Cumberbatch supondría dar valor y apariencia de autenticidad a la película, por lo que al final el texto declina la oferta y vuelve a pedir al actor que reconsidere su papel en la obra.