Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julian Assange responde al presidente de Ecuador y asegura que no es un 'hacker'

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, respondió al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, que lo acusó de ser un 'hacker' y aclaró que es "editor y periodista" y que publicar "pruebas de corrupción no es 'hackear'".
"Ni siquiera Estados Unidos me tilda de 'hacker'", respondió Assange en un breve comentario publicado en su cuenta de la red social Twitter.
El nuevo mandatario ecuatoriano lo describió como tal el pasado lunes, si bien matizó que le permitirá quedarse en la Embajada ecuatoriana de Londres, donde permanece desde junio de 2012 para evitar ser extraditado a Suecia.
Así, Moreno rompía con la línea marcada por su predecesor, Rafael Correa, que en estos años no ha escatimado en buenas palabras para Assange. El exmandatario le concedió un asilo político del que no ha podido beneficiarse por el riesgo de ser detenido en cuanto ponga un pie fuera de la Embajada.
El mandatario dijo este lunes que "respeta" la condición de asilado del fundador de WikiLeaks, en la medida en que están en juego cuestiones de Derechos Humanos, pero subrayó que no tolerará que intervenga en cuestiones de índole interna, tal como ya advirtió la semana pasada poco después de tomar posesión.
Ese primer mensaje ya fue respondido en Twitter por Assange: "Los ecuatorianos pueden estar seguros de que, si WikiLeaks obtiene pruebas de corrupción en Ecuador, las publicará". Assange aseguró que cumplirá con su deber como periodista y trabajará por el "interés público", sin que le condicione la hospitalidad que le ha ofrecido Quito.
A su definición de Assange como 'hacker' respondió después, añadiendo a sus palabras una imagen de un texto en el que señala que 'The Washington Post', 'The New York Times' y el Comité para la Protección de los Periodistas, así como "numerosas asociaciones de periodistas" defienden los derechos de Assange "como editor y periodista".
En el texto, el fundador de WikiLeaks hace un repaso por su trayectoria como periodista, incluyendo los numerosos premios que ha recibido a lo largo de la historia, entre ellos el Premio José Couso por la Libertad de Prensa en 2011, concedido por el Colegio Profesional de Periodistas de Galicia y el Club de Prensa de Ferrol.
Además de sus siete nominaciones al Premio Nobel de la Paz, Assange ha recordado que en 2016 Naciones Unidas definió su situación como una "detención arbitraria".