Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos: "La paciencia se nos agota"

Santos: "La paciencia se nos agota"Reuters

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado que "la paciencia se nos agota" después del ataque de las FARC contra posiciones del Ejército colombiano y que costó la vida a 11 militares. El mandatario asegura que habrá que ponerle un plazo al proceso de paz que mantiene el Gobierno con la guerrilla. Santos estuvo presente en el funeral de José Laguilado, uno de los militares fallecidos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha asegurado que "hay que ponerle un plazo al proceso de paz" que se lleva a cabo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana (Cuba), ya que la paciencia de los colombianos "se está agotando". Tras el ataque de la guerrilla contra posiciones del Ejército en el departamento de Cauca, que dejó un saldo de once soldados muertos y 17 heridos, el presidente de Colombia ha dicho a las FARC que si quieren la paz tienen que demostrarlo "con hechos, no con palabras".
"Señores de las FARC, escuchen el clamor nacional, no se hagan los sordos ante los colombianos que les estamos gritando: llegó la hora de acabar la guerra, la paciencia se nos agota", ha añadido Santos, en unas declaraciones que publica el diario local 'El Espectador'. En este sentido ha pedido a las fuerzas del orden que "no bajen la guardia ante estos ataques" y que "continúen protegiendo a la sociedad. "A nuestros militares, a nuestros valientes soldados y policías les digo: no bajemos la guardia", ha apostillado.
Santos ha expresado su solidaridad con los familiares de los once soldados fallecidos, en el funeral en Bogotá al que ha asistido en recuerdo de José Laguilado, uno de los soldados fallecidos en el ataque. Junto al mandatario también han acudido el ministro de Defensa y altos mandos de las fuerzas de seguridad. Tras el ataque, que las FARC describieron como "defensivo", Santos canceló la orden de suspensión de los bombardeos sobre campamentos guerrilleros. Las FARC, sin embargo, han insistido en la necesidad de acordar una tregua bilateral mientras se negocia la paz en La Habana