Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo asegura que "entre todos" se puede abordar el "problema" de la inmigración

José Manuel García-Margallo en un acto del PPcuatro.com

El ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirma que el "problema" de la inmigración se puede abordar "entre todos", después de haberse conocido la tragedia en las aguas del Mediterráneo en la que un barco ha naufragado con 700 inmigrantes a bordo. García-Margallo asegura que que ninguna nación puede hacer frente aisladamente a la inmigración, y que la Unión Europea debe hacer "un enorme esfuerzo en varios sentidos".

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha afirmado, tras conocerse el naufragio de un barco con 700 inmigrantes a bordo frente a las costas de Libia, que "la inmigración es un problema que nos va a dar muchísimos disgustos, tragedias como la que estamos viendo, y que juntos podemos abordar".
En declaraciones a los medios tras participar en el acto de presentación de la candidatura del PP al Ayuntamiento de San Sebastián, encabezada por Miren Albistur, Margallo, preguntado sobre este trágico suceso, ha reflexionado sobre el hecho de que "la inmigración es probablemente uno de los temas más preocupantes que tenemos en estos principios del siglo XXI".
Además, ha añadido que el "problema" de la inmigración no lo puede afrontar "aisladamente ninguna nación, ningún país". "Es a la Unión Europea a la que le corresponde hacer un enorme esfuerzo en varios sentidos", ha opinado. A su juicio, un naufragio como el de este domingo "era previsible" si se tiene en cuenta que el año pasado "Italia sólo desde Libia tuvo 170.000 inmigrantes" con "tragedias" como la de Lampedusa, en la que murieron cientos de personas.
A su juicio, en primer lugar "hay que controlar la inmigración ilegal y el tráfico de seres humanos". En segundo lugar "hay que regular la inmigración legal, establecer cauces para el que quiera venir y podamos recibir dentro de nuestras posibilidades lo haga en condiciones de seguridad para que no se produzcan estas tragedias". A ello ha añadido que "hay que hacer convenios con los países de origen y de tránsito para que intenten controlar estos flujos que son absolutamente incontrolables". "El siguiente punto es el desarrollo económico de estos países", ha destacado.
El ministro ha subrayado que "en estos países la gente se juega la vida para venir a Europa, porque no tienen medios de subsistir en el suyo". Al respecto ha indicado que "España ha puesto sobre la mesa el llamado Plan Solar Mediterráneo", que consiste "en crear energía solar, limpia en el Sur, en la ribera Sur del Mediterráneo que, además, creará puestos de trabajo y dará la posibilidad a poblaciones que son de gente muy joven y que, con razón, esperan un futuro mejor".
La integración
Por otro lado, ha defendido "la integración de los inmigrantes que vengan aquí para que vivan en condiciones de dignidad". "La inmigración es un problema que nos va a dar muchísimos disgustos, tragedias como la que estamos viendo y que juntos podemos abordar", ha incidido.
Además, ha asegurado que España está "liderando" esta cuestión "en lo que podemos" y ha indicado que este domingo por la noche viajará a Luxemburgo, donde este lunes se celebra consejo de Exteriores y se ha mostrado "seguro" de que "este tema lo vamos a tratar con urgencia".