Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

34.000 sirios en Jordania se quedarán sin la ayuda del Programa Mundial de Alimentos

Niños sirios refugiados en LIbiaEfe

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha anunciado que un total de 34.000 refugiados sirios residentes en Jordania se quedarán sin ayuda alimentaria en el mes de abril debido a los recortes realizados "para ayudar a los más necesitados".

"Son elecciones difíciles para el PAM, pero cada dólar que se gasta en una familia que puede vivir sin él es un dólar que se quita a una familia que lo necesita desesperadamente", ha dicho el coordinador de emergencia del organismo en Jordania, Jonathan Campbell.
"Tenemos que centrarnos en la gente más vulnerable para garantizar que sus necesidades son satisfechas, incluso si, desafortunadamente, ello significa reducir el nivel de asistencia a otras personas", ha valorado.
El PAM ha detallado que la decisión dejará sin bonos de comida a 34.000 personas, mientras que otras 239.000 verán reducido el valor de sus bonos. Así, un total de 180.000 refugiados recibirán los bonos en su totalidad.
El organismo ha afirmado en su comunicado que, de cara a la toma de la decisión, se han tenido en cuenta factores como el número de hijos de cada familia, el género del cabeza de familia, sus gastos y deudas, si tienen familiares con discapacidad y sus condiciones de vida en general.
"Para que las familias vulnerables no queden aisladas, los refugiados sirios afectados por estas decisiones pueden apelar una vez que sean notificados en caso de que consideren que necesitan la ayuda", ha remachado Campbell.
El PAM apoya a alrededor de 450.000 refugiados sirios residentes en Siria y a más de 90.000 que viven en distintos campamentos de refugiados del país. La ayuda entregada hasta el mes de enero era de 20 dinares jordanos (cerca de 26,5 euros) al mes a cada uno, si bien con los recortes será de diez dinares jordanos (alrededor de 13 euros al mes) al mes.