Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordania ejecutará a la yihadista que el Estado Islámico quería canjear

Era este mismos martes. Familiares y amigos del piloto jordano se concentraban para pedir su liberación. En las caras, angustia y poca convicción en su capacidad para conmover a los secuestradores. El Gobierno jordano ha pronunciado ya la palabra que estaba guardando hasta ahora: venganza. Este mismo miércoles, para empezar, ejecutará a la yihadista que el Estado Islámico había pedido intercambiar. Será la primera de una lista posiblemente mayor porque Jordania ya había amenazado con esta carta si asesinaban a su piloto. Ni con Japón hace dos semanas ni con Jordania ahora ha conseguido Estado Islámico su objetivo más evidente: intimidar a sus gobiernos. Pero con su implacable lógica del terror. Con su puesta en escena tan salvaje como estudiada, los terroristas suben un peldaño más en su batalla por convertir el miedo en espectáculo global.