Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El EI asegura que una rehén estadounidense ha muerto bajo las bombas de Jordania

Abdalá II se abraza con el padre del piloto jordano asesinado por el Estado Islámicocuatro.com

El ministro de Exteriores,  Naser Judeh, ha asegurado que los bombardeos ejecutados, tras 40 días de tregua, contra las posiciones del grupo extremista Estado Islámico son "el inicio de sus represalias" por el asesinato de su piloto Muaz al Kasaesbeh.  Una de las bombas lanzadas por las fuerzas jordanas ha centrado un edificio donde estaba secuestrada la activista estadounidesne, Kayla Jean Mueller, en manos de los yihadistas desde 2013, según fuentes suníes.

La joven voluntaria estadounidense, de 26 años, habría muerto en unos de los bombardeos del Ejército Jordano a Raqqa, ciudad siria, en represalia por el asesinato del piloto Al Kasaesbeh, quemado por los yihadistas, según fuentes del Estado Islámico.
Una de las bombas de las fuerzas jordanas cayó en el edificio del Gobierno, según el portal Site, donde se encontraba la activista por la que los yihadistas pedían seis millones de dólares.
La represalia de Jordania
El ministro de Comunicaciones y portavoz del Gobierno, Mohamed al Momani, ha recalcado que la respuesta de Amán "será firme y será decisiva". "No dejaremos que el crimen del asesinato de uno de nuestros pilotos de esta forma tan horrible quede sin castigo", ha remachado.
El Ejército jordano ha informado en un comunicado de estos ataques, que han sido "sólo el principio" y han estado dedicados a la memoria del "mártir" Al Kasaesbeh, secuestrado en diciembre después de que su avión cayese en el este de Siria. Los ataques han permitido la destrucción de centros de entrenamiento y depósitos de munición.
En su nota, recogida por la agencia oficial, Petra, las Fuerzas Armadas han insistido en que el Estado Islámico "pagará el precio" de su acción y han advertido de que harán "todo lo que puedan" para defender los "verdaderos valores del Islam" y "eliminar" a la milicia suní.
Jordania es uno de los países implicados en la coalición internacional que lidera Estados Unidos y, tras el asesinato del piloto, ya había advertido de que intensificaría su participación en esta alianza. El rey Abdalá II prometió una "respuesta estremecedora".
La ONU, preocupada por las últimas ejecuciones en Jordania
El organismo ha reclamado a Amán que vuelva a imponer una moratoria a este castigo, llamamiento que ha sido respaldado por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.
Las autoridades mantuvieron una moratoria 'de facto entre 2006 y diciembre de 2014, cuando ahorcó a once prisioneros condenados por asesinato.
El Estado Islámico publicó el martes un vídeo en el que aparece hablando el piloto secuestrado y en el que posteriormente se ve cómo le introducen en una jaula y le queman vivo.
En respuesta, las autoridades jordanas ejecutaron en la madrugada del miércoles a dos presos condenados por terrorismo, entre ellos Sayida al Rishawi, una de las milicianas islámicas más destacadas del mundo y hermana de Mubarak Atrus al Rishawi, mano derecha del fallecido líder de Al Qaeda en Irak (AQI), Abú Musab al Zarqawi.
El segundo ejecutado fue Ziad al Karboli, un miembro de AQI condenado por el asesinato de un ciudadano jordano y por pertenencia a un grupo terrorista.