Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jonathan niega que rechazara una oferta de Reino Unido para rescatar a las niñas de Chibok

El expresidente de Nigeria Goodluck Jonathan ha negado este lunes que rechazara una oferta de Reino Unido para rescatar a las más de 200 niñas secuestradas en 2014 por la secta islamista Boko Haram en la localidad de Chibok.
El diario británico 'The Observer' informó el domingo de que las Fuerzas Aéreas británicas localizaron a las niñas tras varios vuelos de reconocimiento en el marco de la 'Operación Taurus' y propusieron a Jonathan una operación de rescate.
Sin embargo, el portavoz de Jonathan, Ikechukwu Eze, ha recalcado en declaraciones al diario nigeriano 'Daily Trust' que "las mentiras en ese informe son evidentes", agregando que son el resultado de "gente que juega a la política con el asunto de las niñas de Chibok".
Asimismo, ha destacado que el Gobierno de Jonathan "mostró un apoyo claro y dio permiso a las potencias extranjeras a sobrevolar el espacio aéreo de Nigeria para llevar a cabo misiones de búsqueda y rescate".
"Sin embargo, no nos sorprende que este tipo de historia inventada surja en estos momentos, ya que parece que algunas personas que han estado jugando a la política con el asunto de las niñas de Chibok no se detendrán ante nada para preservar sus intereses", ha remachado Eze.
Durante más de dos años no hubo rastro alguno de las 200 niñas, cuyo rapto provocó críticas a nivel internacional y motivó la puesta en marcha una campaña mediática global en la que participaron decenas de 'celebrities', entre ellas la ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama.
En octubre del año pasado, Boko Haram liberó a 21 de las 200 niñas que capturaron, gracias a la mediación de Suiza y del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR).
El actual presidente del país, Muhammadu Buhari, ha dicho en repetidas ocasiones que tanto él como su Gobierno están comprometidos a asegurar que las niñas de Chibok vuelvan a sus casas. Según ha asegurado, los líderes de Boko Haram se han mostrado dispuestos a continuar negociando sobre este tema.
No obstante, las autoridades temen que, al centrar la atención en la liberación de las niñas, se pase por alto la grave situación humanitaria en la que se encuentran millones de nigerianos en el norte del país a causa de la insurgencia, que ha provocado el desplazamiento de dos millones de personas y ha causado más de 15.000 muertes.