Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un escándalo extramatrimonial salpica al comandante de la OTAN en Afganistán

John Allen, comandante en jefe de las tropas de Estados Unidos y la OTAN en AfganistánGTres

El comandante en jefe de las tropas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán, el general John Allen, también podría estar implicado en un escándalo extramatrimonial, más concretamente con la mujer cuya amistad con David Petraeus había provocado los celos de la amante de éste y, en consecuencia, los correos electrónicos comprometedores que condujeron finalmente a la dimisión del director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Según han informado fuentes oficiales del Pentágono al diario 'The Washington Post', la Policía Federal de Estados Unidos (FBI) ha descubierto entre 20.000 y 30.000 correos electrónicos con contenidos "potencialmente inapropiados" entre el general Allen y Jill Kelley, una voluntaria social de 37 años, vecina de Tampa (Florida), con fuertes vínculos familiares con militares de la Base Aérea de MacDill.
El general Allen, del cuerpo de los Marines, había sucedido precisamente al general Petraeus como comandante en jefe en Afganistán en julio de 2011, cuando este segundo asumió la dirección de la CIA.
El FBI notificó el pasado domingo al Pentágono sus investigaciones sobre los correos entre Allen y Kelley, según indicaron las citadas fuentes de Defensa, citadas este martes por el diario estadounidense.
En respuesta, el secretario de Defensa, Leon Panetta, ha ordenado una investigación al departamento correspondiente del Pentágono, aunque ha precisado, en un comunicado, que Allen podrá seguir al frente de las fuerzas de la OTAN y Estados Unidos en Afganistán, "dado que el asunto está siendo investigado y a la espera de que se determinen los hechos".
No obstante, según el 'Post', el plazo va a ser corto, ya que el propio Panetta ha pedido al Senado que confirme al general de los Marines Joseph Dunford como nuevo comandante en jefe en Afganistán, cargo para el que había sido nombrado el pasado mes de octubre por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. La confirmación podría producirse este mismo jueves.
El general Allen ha sido nombrado por la Casa Blanca para ejercer de comandante supremo aliado de la OTAN en Europa, pero el propio Panetta ha advertido de que este nombramiento está pendiente del resultado de las investigaciones. El jefe del Pentágono también ha anunciado que se ha informado a la Casa Blanca y a las dos Cámaras del Congreso de las investigaciones abiertas por el FBI sobre Allen, el cual, ha asegurado, disfrutará de un "debido proceso".
Petraeus
David Petraeus presentó su dimisión a Obama el pasado viernes, que le fue aceptada, en una carta en la que confesaba que había mantenido "relaciones extramatrimoniales".
La caída de Petraeus fue posible tras la apertura de una investigación por parte del FBI a petición, precisamente, de Jill Kelley, la cual había recibido correos electrónicos amenazantes de la biógrafa y amante del exdirector de la CIA, Paula Broadwell, celosa de la amistad entre Petraeus y Kelley. Las investigaciones permitieron descubrir los correos con contenido comprometedor que se enviaban Broadwell y Petraeus.
En una declaración obtenida por ABC News, Kelley ha reconocido que mantuvo una amistad con "el general Petraeus y su familia durante unos cinco años" y ha reclamado respeto a su "privacidad".