Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flores y lágrimas para rendir homenaje a Jo Cox

Una alfombra de flores cubre el barco anclado en Londres donde vivía con su familia Jo Cox, la diputada laborista cuando estaba en la capital británica. Tras su asesinato, muchos han querido rendirle tributo aquí. El silencio sólo roto por el sonido de las sirenas y los aplausos. Las redes sociales le dedican mensajes y  la calle en la que fue tiroteada y apuñalada se ha llenado de flores. La bandera ondea a meda asta en Westminster. Muy cerca, en otro improvisado santuario, conmocionados, y entre lágrimas, numerosos británicos dejan mensajes como éste: "Nos inspirabas para ser una mejor persona". Su marido pide ahora unión para luchar contra el odio que la mató. Jo Cox, que llevaba tres meses recibiendo amenazas,  era diputada desde hacía un año, una figura emergente en el laborismo... Brillante y comprometida. La política, defensora de los inmigrantes y activa en la campaña a favor de la permanencia en Europa un día antes de morir, tuiteó esta fotografía de su  su marido y sus dos hijas de 3 y 5 años en un acto contra el Brexit.Tras el asesinato, la campaña sobre el referéndum ha quedado paralizada.